• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Julián Ríos Cantú con tan solo 17 años de edad, por medio de su compañía Higia Technologies, desarrolló Eva, un brasier con 200 pequeños biosensores que detectan el cáncer de mama.

Julián Ríos Cantú con tan solo 17 años de edad, por medio de su compañía Higia Technologies, desarrolló Eva, un brasier con 200 pequeños biosensores que detectan el cáncer de mama. | Foto: EXpansión

Publicado 2 mayo 2017



El joven desarrolló un brasier que internamente alberga unos 200 biosensores que ayudan a detectar el cáncer.

El mexicano Julián Ríos Cantú ganó el Premio Global del Estudiante Emprendedor por su proyecto para diagnosticar temprano el cáncer de mama. 

La realización del Global Student Entrepreneur Awards (GSEA, por sus siglas en inglés) se llevo a cabo en Frankfurt, Alemania.

Cantú, un estudiante de preparatoria de Monterrey, México, desarrolló un brasier de color rosa que en su interior alberga aproximadamente 200 biosensores que permiten detectar el cáncer de mama mediante la temperatura de los senos.

>> Dos efectos perjudiciales de las bebidas energizantes

La GSEA a través de sus redes sociales dio a conocer el ganador de esta mención. Ríos Cantú decidió estudiar todo lo que encontró sobre el cáncer de mama luego de que a su madre le amputaran los dos senos y estuviera a punto de perder la vida por un mal diagnóstico.

El joven, con tan solo 17 años de edad, por medio de la compañía Higia Technologies, desarrolló Eva, un brasier con 200 pequeños biosensores capaces de mapear la superficie de la mama y determinar, por ejemplo, la conductividad térmica por zonas.

La función del brasier logra detectar el calor, entre mayor calor en cierta área, significa que hay un mayor flujo de sangre, lo que representa que hay algo que se está alimentado de esos vasos sanguíneos, lo que normalmente corresponde a un cáncer.

>> Útero de bolsa plástica podría salvar vida de bebés prematuros

A finales de marzo se anunció que el joven realizaría una prueba piloto en algunas clínicas del IMSS en Pachuca, con alrededor de 600 mujeres para perfeccionar el algoritmo, el verdadero secreto del dispositivo, ya que el reto está en la interpretación de los datos para hacer el diagnóstico.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.