• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Trabajemos todos juntos para lograr grandes victorias, no sólo electoralmente para los laboristas, sino emocionalmente para toda la sociedad, para demostrar que no tenemos que ser desiguales, no tiene que ser injusto, la pobreza no es inevitable".

“Trabajemos todos juntos para lograr grandes victorias, no sólo electoralmente para los laboristas, sino emocionalmente para toda la sociedad, para demostrar que no tenemos que ser desiguales, no tiene que ser injusto, la pobreza no es inevitable". | Foto: EFE

Publicado 12 septiembre 2015





El recién elegido líder del Partido Laborista británico propone cambios en la política social, una educación gratuita y el pago de impuestos más altos para quienes acumulen mayores riquezas, así como nacionalizar empresas y recursos vitales para la nación. Se muestra contrario a los bombardeos en Siria y a favor del diálogo con Argentina por las Malvinas.

Con la llegada del diputado de izquierda progresista, Jeremy Corbyn, al Partido Laborista de Reino Unido se esperan “cambios” a corto y largo plazo, que se fundamentan en la propuesta y el trabajo del británico de 66 años, que ha prometido luchar desde la oposición por “una nueva manera de hacer política y por una economía que funcione para todos”.

"Las cosas pueden y van a cambiar", aseveró Corbyn en su primer discurso como líder del partido británico, luego de que este sábado se confirmara que en las elecciones primarias de la formación política recibió 251.417 votos, lo que representa 59,5 por ciento.

Estos resultados han roto con el liderazgo tradicional en este partido británico que, desde hace 15 años, con la llegada de Tony Blair tuvo tendencias neoliberales. Sin embargo, posiblemente la victoria de Corbyn no hubiera ocurrido, si en mayo no se hubieran abierto los comicios para todos aquellos que desearan participar y estuvieran registrados en el censo electoral británico.

El dato
En años anteriores, las elecciones internas del Partido Laborista británico estaban restringidas exclusivamente para los afiliados a la formación y miembros de sindicatos y organizaciones afines.
Estos comicios de 2015 se realizaron bajo el sistema de voto alternativo y tuvo una participación de 76,3 por ciento, de entre medio millón de personas habilitadas para votar.
Su antecesor, Ed Miliband, renunció al cargo luego de la derrota de los laboristas en las elecciones celebradas en mayo. Hasta este momento, la líder provisional ha sido Harriet Harman, anterior vicelíder del partido.

Lea→ Las 10 frases del nuevo líder del Partido Laborista británico

El partido ahora apunta hacia la izquierda con Corbyn, que es diputado desde 1983 y que ha mostrado repetidamente interés por abordar la política en esa nación en función de “construir una sociedad mejor”, en contra de las desigualdades sociales en el mundo, en favor de “las personas más pobres” de Gran Bretaña.

Por ello, desde su primer discurso fijó sus objetivos y para alcanzarlos esta formación deberá triunfar en las próximas elecciones nacionales: "Ganaremos en 2020", aseguró Corbyn.

Lea también→ Nuevo líder del Partido Laborista británico promete superar la desigualdad

Cambios de fondo en la política de Reino Unido

En palabras de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, con la victoria de Corbyn “ha triunfado la esperanza” de quienes representan “la voluntad de poner la política al servicio de los pueblos, y la economía al servicio del bienes de todos los cuidadanos” y abogan “por la paz y la resolución pacífica de los conflictos”.

Una esperanza que se extiende a todo el mundo, pues la propuesta de Corbyn lo plantea así:

En lo económico expresa una abierta oposición a la austeridad y su propuesta en este aspecto se fundamenta en la creación de impuestos para quienes acumulan las riquezas en esa nación, incluso a las herencias y propiedades de grandes mansiones.

Su intención es que con lo recaudado por estos impuestos se pueda dar un alivio a los más pobres, con más inversión social con proyectos de viviendas, energéticos, inversión en el transporte y otras áreas.

Pero no se trata sólo de impuestos, el político británico propone nacionalizar los ferrocarriles, el gas y la electricidad y poner freno a la evasión fiscal de las grandes multinacionales.

“El control público de los ferrocarriles debe significar precisamente eso, que los pasajeros, los trabajadores, y el Gobierno controlen cooperativamente los ferrocarriles... para nuestro interés y no para el lucro privado”,, así plantea Corbyn sea el manejo de este medio de transporte.

"No podemos tolerar a los actuales grotescos niveles de injusticia y desigualdad global", enfatizó Corbyn, al tiempo que criticó que los seguidores del Partido Conservador de Reino Unido, “los Tories han usado la crisis económica de 2008 para imponer una carga terrible sobre las personas más pobres de este país".

Para Corbyn es necesaria la educación universitaria gratuita en esa nación europea y prometió trabajar para repensar el papel de las escuelas públicas y, hasta asoma la posibilidad de dar becas a los estudiantes.

Para los refugiados Corbyn pide mayor atención humanitaria y compasiva desde Europa.

Sostiene que la inmigración no es una carga la economía de los países y, en este sentido, aseguró que "vivimos en un solo mundo y tenemos que estar a la altura de las circunstancias". Por esto, criticó duramente “la falta de compasión y de visión de David Cameron" hacia aquellos que "son víctimas de la guerra”.

En cuanto a la política exterior y su posición en las relaciones con América Latina, Corbyn se presenta como favorecedor de la diplomacia pacífica para la resolución de conflictos. Y en este aspecto figuran posiciones vitales como su negativa a los bombardeos en Siria y su propuesta para un diálogo abierto con Argentina sobre las Malvinas.

Ante esta iniciativa del británico, la presidenta Fernández aseguró que "se ha expresado claramente en el Parlamento británico a favor de la Argentina en nuestra lucha por los derechos humanos, contra los intereses usurarios de los fondos buitre”. 

Por ello, la mandataria argentina dijo que Jeremy es un "gran amigo de América Latina y comparte solidariamente nuestra reivindicación de la igualdad y la soberanía política".

Entérese→ Británico propone administración conjunta en las Islas Malvinas

Llega la resistencia

Tras conocerse los resultados de las elecciones internas, las reacciones no se hicieron esperar. Así, el responsable de Sanidad del partido, Jaime Reed, anunció su dimisión tras la elección del izquierdista. Muchos otros miembros de la formación ya habían advertido que no aceptarían las directrices del veterano diputado, mientras que otros aseguran que se trata de una catástrofe por considerarlo demasiado radical.

Lo cierto es que será un golpe duro para las políticas neoliberales que reinan en Europa y que afectan al mundo. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.