• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Expertos alertan que esa gran erupción podría repetirse en un plazo de 25 años.

Expertos alertan que esa gran erupción podría repetirse en un plazo de 25 años. | Foto: Reuters

Publicado 14 septiembre 2016

Este volcán erupcionó  en 1914, hecho que acabó con la vida de 58 personas en la ciudad de Kagosima.

El volcán Sakurajima, el más activo de Japón, acumula una gran cantidad de magma en su interior, lo que indica que es muy probable que se encuentre en la antesala de una gran erupción, alerta un equipo de investigadores del centro de investigación del volcán Sakurajima, en Japón, en colaboración de las Universidades de Exeter y Bristol, del Reino Unido.

El equipo de investigadores ha estado estudiando el volcán para diseñar un método de alerta de erupciones volcánicas que prevengan a la población y puedan evitar los graves daños producidos por la expulsión de lava.

>> Volcán Colima en México entra en erupción

EL DATO:  Una gran erupción del volcán se produjo en 1914 y acabó con la vida de 58 personas, además, provocó grandes destrozos e inundaciones en la ciudad de Kagosima, conocida como el Nápoles de Oriente, y que actualmente tiene 600 mil habitantes.
Ciudada de Kagoshima, Japón cerca del  volcán Sakurajima 

Los expertos alertan que esa gran erupción podría repetirse en un plazo de 25 años, lo que en términos geológicos, es muy poco tiempo.

>> Estado de excepción en Ecuador tras fuerte sismo

En este sentido, el equipo de investigadores, liderado por James Hickey, de la Universidad de Exeter, ha desarrollado una serie de técnicas pioneras para estudiar el sistema natural de tuberías del volcán. Las técnicas consisten en el estudio de la sismología del volcán, el seguimiento de los cambios en los gases producidos en su interior y la deformación de los alrededores producida por la lava del volcán.

Hickey admite que “por eso, en vulcanología en lugar de predicción, usamos el término previsión porque incorpora un cierto nivel de incertidumbre” ya que a pesar de este intenso estudio, no siempre es posible pronosticar las erupciones.

>> Sismo de 4.1 se registró en estado venezolano de Trujillo

El estudio se centra en el cráter llamado Aira Caldera, que se encuentra sumergido en las inmediaciones del volcán Sakurajima debido a una explosión anterior y su posterior hundimiento bajo el magma.

En este cráter es donde se acumula el magma que alimenta el volcán y con este suministro produce pequeñas erupciones controladas a diario.

“El Sakurajima estalla con regularidad, lo que también nos indica que se puede estar preparando para una erupción mucho más grande”, resalta Hickey.

El objetivo del estudio es elaborar un sistema de alerta para las grandes erupciones. “Creemos que este nuevo enfoque puede ayudarnos a proporcionar información a las autoridades locales que pueden ayudar a salvar vidas en caso de una erupción inminente”, señala Hickey.

>> Correa: autoridades evalúan daños del sismo que sacudió Ecuador

Por otro lado, Joachin Gottsmann, de la Universidad de Bristol alerta sobre la importancia de comprender los indicadores que ofrecen los volcanes. “Es esencial comprender la velocidad, la acumulación y el volumen del magma para supervisar los volcanes de forma continua y poder predecir las erupciones no solo del Sakurajima, sino de todos los volcanes del mundo”.

Por último, Hickey señala que “Poder trabajar sobre un marco de tiempo ayuda a que las autoridades puedan planificar en consecuencia”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.