• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La propuesta también prevé un aumento de competencias del Gobierno central frente a los gobiernos regionales.

La propuesta también prevé un aumento de competencias del Gobierno central frente a los gobiernos regionales. | Foto: Prensa Latina

Publicado 2 diciembre 2016

El motivo por el cual los italianos están llamados a las urnas es una reforma que implica fundamentalmente cambios internos en la organización política del país europeo.

Los italianos están convocados a votar en un referendo el próximo 4 de diciembre su mayor reforma constitucional desde 1948, una elección que preocupa al resto de Europa tras el inesperado triunfo del Brexit en el Reino Unido el pasado 23 de junio.

De aprobarse la reforma constitucional, 46 de los 138 artículos de la carta magna italiana serán modificados. Una transformación con importantes consecuencias.

Hasta la fecha, Italia funciona con lo que los expertos denominan un "bicameralismo perfecto", es decir, Senado y Congreso tienen prácticamente los mismos poderes.

>> Matteo Renzi promete reconstruir todo en Italia tras terremoto

Foto: Getty Images
El dato: La reforma pretende entre otros elementos modificar drásticamente el papel del Senado: limitar sus competencias, reducir el número de senadores de 315 a 100 y convertir esa institución en una cámara de representación territorial cuyos miembros no serán elegidos por sufragio directo, sino a través de los representantes municipales y regionales.

El Gobierno y los partidarios de la reforma argumentan que esta iniciativa pretende reducir costes, agilizar el proceso legislativo y aumentar la estabilidad política en Italia, un país que desde la II Guerra Mundial ha tenido 63 gobiernos.

>> Renzi: "el Brexit puede relanzar idea del proyecto europeo"

Foto: Getty Images

Para el execonomista jefe del Tesoro Italiano y director de la consultora LC Macro Advisers Lorenzo Codogno, "la reforma mejora la actividad legisladora y simplifica los procesos. Otra parte importante son los cambios en la relación entre el gobierno central y los gobiernos locales. En estos momentos existe una zona gris enorme en la que las competencias se solapan”, explicó durante una entrevista al portal de noticias BBC Mundo.

Sin embargo, los detractores de la propuesta cuestionan la falta de consenso político y social para abordar una reforma de este calado y critican el aumento de los poderes del Gobierno y lo que consideran una reducción del poder en la representación de los electores, especialmente en el Senado.

Quienes desde Europa miran con preocupación una hipotética victoria del "no" en el referendo, señalan el riesgo de que ese resultado desencadene un periodo de inestabilidad política en la tercera mayor economía de la zona euro en un momento delicado para la Unión Europea.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.