• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los inmigrantes permanecen en los espacios públicos, comerciales y túneles de las estaciones de tren, mientras esperan el fin de la medida.

Los inmigrantes permanecen en los espacios públicos, comerciales y túneles de las estaciones de tren, mientras esperan el fin de la medida. | Foto: EFE

Publicado 14 junio 2015

Debido a la pasada cumbre del Grupo de los Siete (G7) celebrada en Alemania, los países europeos impidieron el paso de inmigrantes.

Italia instaló tiendas de campañas para refugiar a los inmigrantes que han quedado atrapados en esa nación tras el cierre de las fronteras de los países vecinos durante una semana.

Debido a la pasada cumbre del Grupo de los Siete (G-7) celebrada en Alemania, los países europeos impidieron el paso de inmigrantes por lo que se produjo un cierre del espacio de Schengen hasta este lunes 15 de junio.

EL DATO
El tratado de Schengen, firmado el 14 de junio de 1985, abole las fronteras internas entre Estados miembros de la Unión Europea (UE) y se permite la libre circulación de ciudadanos por sus países.

Los inmigrantes permanecen en los espacios públicos, comerciales y túneles de las estaciones de tren en los "campos de refugiados" mientras esperan el fin de la medida para viajar a Suecia, Alemania o Francia.

El pasado sábado, un centenar de inmigrantes protestaron de forma pacífica en Ventimiglia, ciudad ubicada en la frontera con Francia, por impedírseles el ingreso a ese país.

Los inmigrantes son en su mayoría oriundos de África y llegaron a Italia después de cruzar el mar Mediterráneo en barcos provenientes de Libia, indicó la Cruz Roja italiana.

Lea también: Italia detiene a más de 2 mil inmigrantes en Mar Mediterráneo

Luego de varios días de protestas, las autoridades italianas y la Cruz Roja se han movilizado para habilitar espacios de refugio en Ventimiglia y en las proximidades de las estaciones Tiburtina de Roma y la Central de Milán, mientras que voluntarios llevan comida a los inmigrantes que continúan sin poder llegar a su país de destino.

En Roma, la tienda de campaña instalada tiene una capacidad de hasta 150 personas y servicios higiénicos para inmigrantes hombres. Las mujeres y niños fueron alojados a un centro de acogida de la zona. Entretanto, siguen llegando más inmigrantes que pretenden llegar a Francia en los próximos días.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.