• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Israel cerró el domingo todos los accesos a la Explanada de las Mezquitas a los menores de cincuenta años. (Foto: archivo)

Israel cerró el domingo todos los accesos a la Explanada de las Mezquitas a los menores de cincuenta años. (Foto: archivo)

Publicado 13 octubre 2014

Fuerzas israelíes penetraron este lunes en la Explanada de las Mezquitas, en el casco viejo de Jerusalén, donde se enfrentaron con un grupo de jóvenes palestinos, asegurando que en el lugar se preparaban ataques a las fuerzas de Seguridad.

El ataque de Israel es otra de las continuas violaciones al lugar sagrado

En el casco viejo de Jerusalén, justamente en la Explanada de las Mezquitas, se registró este lunes un enfrentamiento entre jóvenes palestinos y fuerzas israelíes, quienes penetraron al recinto en una de sus continuas violaciones sobre este lugar sagrado.

Según la versión policial israelí, los agentes irrumpieron en el recinto sagrado -bajo soberanía de Jordania- tras recibir información de inteligencia que aseguraba que los jóvenes palestinos se preparaban para atacar a las fuerzas de Seguridad y alterar el orden público.

"Los sospechosos levantaron barricadas en la entrada de la mezquita (de Al Aqsa) tras acumular piedras, petardos y cócteles molotov y en el interior del templo", argumentó la Policía en un comunicado difundido por la prensa local.

Israel cerró el domingo todos los accesos a la Explanada de las Mezquitas a los menores de cincuenta años, en un día en el que los judíos celebraban el día grande de la semana de "Sucot" o Fiesta de los Tabernáculos.

Cuatro días antes, varias personas -entre ellas tres policías israelíes- resultaron heridas en los alrededores de Al Aqsa, el lugar más sagrado de Jerusalén para los musulmanes.

En la cima de la Explanada están las mezquitas del Domo de la Roca y Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, y a sus pies el muro de las Lamentaciones, que según la tradición judía es el último vestigio del Segundo Templo, destruido hace dos mil años por el ejército romano del emperador Tito.

Grupos radicales mesiánicos judíos presionan desde hace años al Gobierno israelí para que arrebate la autoridad del terreno, conocido también como Monte del Templo, para construir sobre su cima el tercer templo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.