• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Iraquíes prefieren fuardan silencio sobre el asesinato de mujeres, por el miedo de ser atacados por grupos terroristas. (Foto: Archivo)

Iraquíes prefieren fuardan silencio sobre el asesinato de mujeres, por el miedo de ser atacados por grupos terroristas. (Foto: Archivo)

Publicado 14 julio 2014

Un día después del ataque de hombres armados contra dos inmuebles de un edificio iraquí ubicado en el este de Bagdad, donde murieron 27 presuntas prostitutas, pocos son los que conocen algún detalle de la matanza y muchos menos quienes se aventuran a dar una hipótesis.

"La gente tiene miedo. No conocen a sus vecinos. Cada uno se preocupa de la seguridad de su propia familia", explica Wisam Sami, un habitante del barrio de 23 años. "Asesinaron prostitutas cerca de mi casa hace algunos meses y los vecinos se dieron cuenta varios días después por el olor", recordó.

"No sé quien es el responsable de estos asesinatos. Los (miembros de) Daash y las milicias chiitas se visten todos de negro y cualquiera puede comprar un uniforme o falsificar un documento de identidad", añade.

La palabra Daash es el acrónimo en árabe del grupo yihadista Estado Islámico (EIIL), pero también se utiliza de manera más general para designar a los insurgentes sunitas.

Las milicias chiitas son más activas desde el inicio de la ofensiva lanzada a principios de junio por los insurgentes sunitas, quienes controlan ahora territorios en el norte, este y oeste del país; mientras que los atentados suicidas de extremistas sunitas son frecuentes y los actos de violencia confesionales son diarios en la capital.

Sin embargo, la muerte de las trabajadoras del sexo no constituye para algunos un drama en un país donde la prostitución es tabú y donde los partidos religiosos ganaron influencia estos últimos años. En enero, hombres armados mataron a 12 personas en un burdel de Zayuna y otras 12 en mayo de 2013.

"Todo el mundo tiene miedo. Aunque muera por ello, digo lo que me dicta mi corazón. Soy chiita y os digo que son grupos de chiitas (quienes han hecho eso). ¿Quién controla Bagdad sino ellos? Son más poderosos que la policía y cualquier otra autoridad", declara Hasan Asad, un taxista de 36 años.

Según Asad, "las prostitutas están aquí desde la época de Sadam (Husein). ¿Por qué creéis que ellas hacen eso? Porque encarcelaron a sus maridos, o los mataron. Ellas intentan dar de comer a sus hijos. ¿Cómo ha llegado Irak a esta situación?", se interroga.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.