• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Desde el 2013, los negociadores han logrado consensuar un compromiso que reduce a un 40 por ciento la actual capacidad nuclear de Irán.

Desde el 2013, los negociadores han logrado consensuar un compromiso que reduce a un 40 por ciento la actual capacidad nuclear de Irán. | Foto: EFE

Publicado 4 julio 2015

Estados Unidos e Irán han celebrado el hecho de que las partes negociadoras tengan gran disposición para alcanzar un acuerdo en los próximos cuatro días.

Irán y el G5+1 entraron este sábado en la última fase de sus conversaciones sobre el programa pacífico nuclear iraní, un momento crucial en el que se espera que finalmente, luego de varios meses de encuentros, el próximo martes se alcance un acuerdo.

Las negociaciones deben concluir en un convenio con el objetivo de asegurar que el programa de Irán solo busca desarrollar energía nuclear en beneficio de la humanidad, a cambio de que se levanten las sanciones internacionales que afectan al país asiático.

Durante un encuentro entre el canciller de Irán, Mohamad Javad Zarif y su homólogo estadounidense, John Kerry, ambas partes celebraron los avances en el proceso y la disposición de los negociadores para alcanzar un acuerdo.

"Tenemos puntos difíciles, pero hay un auténtico esfuerzo de todos para ser serios (...) Ambas partes trabajan muy duro, con buena voluntad, para avanzar y estamos avanzando", dijo Kerry.

Por su parte, Zarif indicó que están más cerca que nunca de alcanzar un acuerdo, pero eso no garantiza que todo se de como esperan. No obstante, no descarta una futura cooperación si se logra alcanzar un compromiso.

Si el Congreso de Estados Unidos recibe un texto de acuerdo antes del próximo 9 de julio, tendrá 30 días para pronunciarse al respecto, y dispondrá de 60 días más para examinarlo.

Investigación de la AIEA

El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, señaló que su organización podría concluir a fines de año sus investigaciones sobre la "posible dimensión militar" (PMD) del programa pacífico nuclear de Irán, que representa uno de los puntos clave de las discusiones.

La AIEA sospecha que Teherán podría haber dirigido investigaciones, al menos hasta el año 2003, para dotarse de la bomba atómica, y quiere tener acceso a los científicos implicados, así como a los documentos y a las instalaciones que podrían haber albergado estas investigaciones.

En tanto Irán, ha desmentido en reiteradas ocasiones tener intensiones de dotarse de arsenal militar nuclear, afirmando que los documentos sobre los que se basa la AIEA son falsos.

En contexto
El pasado 30 de junio se esperaba que Irán y el G5+1 (EE.UU., Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) culminaran sus negociaciones y llegaran a un acuerdo, sin embargo, éstas fueron extendidas hasta el 7 de julio.
Desde el 2013, los negociadores han logrado consensuar un compromiso que reduce a un 40 por ciento la actual capacidad nuclear de Irán.
El Gobierno estadounidense es el principal opositor al proyecto pacífico-nuclear iraní, porque alega que con las reservas de uranio Irán busca desarrollar la bomba atómica y no energía nuclear en beneficio de la humanidad. Sin embargo, la nación persa sostiene que el fin de estos estudios es meramente científico.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.