• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La postura política de Rouhani le permitió alcanzar un acuerdo histórico con el G5+1 para levantar numerosas sanciones en contra de su país a cambio de reducir el porcentaje de enriquecimiento de uranio del 20 al 5 (Foto: archivo)

    La postura política de Rouhani le permitió alcanzar un acuerdo histórico con el G5+1 para levantar numerosas sanciones en contra de su país a cambio de reducir el porcentaje de enriquecimiento de uranio del 20 al 5 (Foto: archivo)

Publicado 1 marzo 2014

El presidente de Irán, Hasan Rouhani, declaró este viernes que su país no producirá armas nucleares por “principios éticos” más allá de lo establecidos en las convenciones internacionales.

El mandatario agregó que, en caso de Irán adelantase algún programa de armamento no sería del tipo nuclear, sino del tipo químico o bacteriológico, de acuerdo con lo reportado por el canal de noticias iraní Press TV durante una reunión de Rouhani en el Ministerio de Defensa.

“Incluso si no hubiera TNP u otros tratados, nuestra creencia, nuestra fe, nuestra religión y principios nos dicen no buscar armas de destrucción masiva” dclaró este sábado el presidente a los medios de comunicación

Previo a estas palabras del mandatario iraní, el líder supremo de ese país, Alí Jamenei, publicó un decreto religioso en el que se prohíbe la posesión de armas nucleares en todo su territorio; y su posesión sería considerada como una falta grave.

Irán es uno de los países firmantes del tratado de no proliferación nuclear; pacto que fue ratificado de forma pública, además de reiterar que no renunciarán a su derecho soberano de producir combustible de tipo nuclear y al enriquecimiento de uranio.

Rouhani indicó a los jefes militares presentes en la reunión que su política exterior está basado en romper con el aislamiento internacional al que se ha visto sometida la nación de los últimos años. “Hemos firmado estos tratados para mostrar al mundo que no estamos tras este tipo de armas” expresó el mandatario.

Esta postura permitió que Irán firmase un acuerdo histórico con el G5+1 (compuesto por EE.UU., Francia, Alemania, Rusia, China y Reino Unido), que permitió el levantamiento de varias sanciones internacionales contra el país a cambio de reducir el porcentaje de enriquecimiento de uranio del 20 por ciento al 5 que se llevaba cabo esa nación.

La próxima ronda de negociaciones entre el G5+1, las Naciones Unidas y representantes gubernamentales de la Repúblicas Islámica de Irán se realizará entre el 17 y 20 de marzo en Austria, de acuerdo con informaciones de medios locales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.