• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Alrededor de las 11H02 hora local (02H02 GMT), hora exacta en la que detonó sobre la ciudad la bomba Fat man, se dio inicio al acto con representantes del Ejecutivo central y local, delegaciones de 76 países y "hibakusha", supervivientes de los bombardeos nucleares lanzados por EE. UU.

Alrededor de las 11H02 hora local (02H02 GMT), hora exacta en la que detonó sobre la ciudad la bomba Fat man, se dio inicio al acto con representantes del Ejecutivo central y local, delegaciones de 76 países y "hibakusha", supervivientes de los bombardeos nucleares lanzados por EE. UU. | Foto: EFE

Publicado 9 agosto 2015

Japón reiteró su compromiso de no producir armamento nuclear. 

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, fue invitado a comprobar las consecuencias del bombardeo atómico estadounidense en las ciudades japonesas de Nagasaki e Hiroshima de hace 70 años.

El alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, extendió la invitación al mandatario estadounidense y a otros líderes de las potencias nucleares como un intento para que las naciones hagan “todos los esfuerzos a fin de que no haya armas nucleares en el mundo” y agregó que tienen “la fuerza para garantizar la paz sin guerras ni armas nucleares".

Conozca→ Hiroshima y Nagasaki "Misterios de la Historia"

Sin embargo, en días previos a la invitación, el portavoz presidencial, Josh Earnest, aseveró "que el hecho de que [Obama] no haya ido ni a Hiroshima ni a Nagasaki en ninguno de sus tres o cuatro viajes a Japón (…) da una idea de la postura del presidente y su equipo sobre este asunto".

En cambio, recordó que EE.UU. sí envía funcionarios de rangos inferiores a los eventos en homenaje a las 80 mil víctimas de los bombardeos atómicos sobre las dos ciudades japonesas.

Con ello, el portavoz presidencial estadounidense admitió que la administración de Obama tiene una opinión en torno a un posible viaje a las zonas de la tragedia que no apuntan hacia una respuesta positiva a la iniciativa de Japón.

EE.UU. lanzó el primer ataque nuclear de la historia sobre la ciudad de Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y tres días después lanzó una segunda bomba atómica sobre Nagasaki, lo que condujo a la capitulación de Japón el 15 de agosto y el fin a la II Guerra Mundial.
El artefacto, lanzado sobre el norte de la ciudad portuaria, terminó al instante con la vida de unos 80 mil ciudadanos e hizo que miles más murieran en años siguientes a causa de la radiación.

Vea nuestro especial multimedia→ Hiroshima y Nagasaki a siete décadas de la bomba atómica

Mientras tanto, Japón prometió continuar con su política de no producir, utilizar ni transportar armas nucleares. Así lo expresó el primer ministro nipón, Shinzo Abe, durante la ceremonia conmemorativa.

"Como único país del mundo que ha experimentado los horrores de un ataque nuclear, lideraremos los esfuerzos para conseguir un mundo libre de armas atómicas", afirmó, al tiempo que reiteró que esa nación "seguirá adheriéndose a los principios de no producir ni poseer armamento atómico y de no permitir la entrada de estos artefactos en el país".

En contexto

Este domingo los ciudadanos de Nagasaki conmemoran los 70 años del ataque nuclear que lanzó EE.UU. sobre esa ciudad, que acabó con la vida de aproximadamente 80 mil personas.

La ceremonia en honor a las víctimas de aquel acontecimiento se realizará, igual que todos los años, en el Parque de la Paz de la ciudad japonesa, y contará con la participación de representantes del Gobierno nacional y local, delegaciones de países extranjeros, y los supervivientes del bombardeo, conocidos como “hibakusha”.

Asimismo, este jueves en Hiroshima recordaron a las víctimas del primer bombardeo nuclear ocurrido en Japón, en una ceremonia a la que
asistieron miles de personas y representantes de un centenar de países, lo que significó una cifra récord.

Lea también→ Catedral de Urakami: símbolo del ataque atómico en Nagasaki
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.