• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Unos mil fiscales atenderán las denuncias durante las regionales de Colombia 2015.

Unos mil fiscales atenderán las denuncias durante las regionales de Colombia 2015. | Foto: Redacción Judicial.

Publicado 20 octubre 2015

Las irregularidades en la inscripción de cédulas y la presión al sufragante son uno de los delitos más frecuentes que se han presentado previo a las elecciones de este domingo 25 de octubre.  

La Fiscalía de Colombia adelanta la investigación de unos 916 fraudes electorales previo a las elecciones regionales que celebrarán los colombianos este domingo 25 de octubre para elegir a los gobernadores de los 32 departamentos, alcaldes, concejales y ediles municipales. 

El Fiscal General de Colombia, Eduardo Montealegre Lynett, detalló que 515 de esos delitos electorales se refieren al fraude en la inscripción de cédulas, 127 por corrupción al sufragante, 84 por constreñimiento al sufragante y 55 por ocultamiento y retención de cédulas.

Dio a conocer que por esos hechos han sido señalados unos 12 candidatos a alcaldía, 35 candidatos al concejo, dos a la Asamblea y uno a la Gobernación del estado Putumayo (suroeste colombiano). 

Asimismo, anunció la aprehensión de unos 18 servidores públicos, contratistas y particulares por delitos cometidos en los departamentos colombianos Bolívar, Atlántico, Meta, Tolima, Sucre, Magdalena, Córdoba, Guajira y Casanare.

No deje de leer →Colombia: elecciones y construcción de la paz

Recordó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Colombia anuló más de un millón de cédulas ante el riesgo de trashumancia durante las elecciones. 

Anunció que unos mil fiscales y ocho mil investigadores atenderán las denuncias durante las elecciones regionales de Colombia este domingo 25 de octubre. 

Los casos de riesgos o delitos electorales suelen presentarse en elecciones, sin embargo, Colombia sigue siendo uno de los países de América Latina con más denuncias sobre esa irregularidad. Solo en las regionales de 2007 se registraron 328 delitos electorales y en las elecciones de 2011 la cifra se elevó a 544. 

La influencia del narcotráfico, grupos paramilitares y cooperativas electorales creadas por algunos políticos para la compra de votos, vislumbra un panorama desalentador en momentos en que los colombianos se acercan a lograr la tan esperada paz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.