• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los uniformados fueron trasladados a Bogotá para que estén a disposición de las autoridades.

Los uniformados fueron trasladados a Bogotá para que estén a disposición de las autoridades. | Foto: EFE / Referencial

Publicado 10 octubre 2017

Según versiones de los campesinos, los policías dispararon contra los manifestantes a quemarropa, lo que causó la muerte de seis de ellos y heridas a al menos una veintena más.

Un total de 35 uniformados pertenecientes a la Unidad Antinarcóticos de Colombia serán investigados por la Inspección General de la Policía, e inclusive están en el radar de la Fiscalía y Procuraduría, por el caso de la muerte de seis campesinos en Tumaco, Nariño (suroeste), informaron medios locales.

Los uniformados, quienes estaban en la zona donde se registraron los hechos en que fueron asesinados los seis campesinos, se encuentran en Bogotá (capital) luego de que se ordenó el traslado de Tumaco, para que estén a disposición de las autoridades, según detallaron fuentes oficiales.

El ministro de Defensa de esa nación, Luis Carlos Villegas, anunció nuevas medidas mientras se adelanta la investigación que permitirá identificar a los responsables de la masacre. 

"Hemos pedido al general Jorge Nieto, director de la Policía, que se adelante un relevo de las unidades policiales en ese municipio. Vamos a empezar con 102 unidades, dos oficiales, 20 de nivel ejecutivo y 80 patrulleros que serán rotados a otros destinos del país", aseguró Villegas.

 

Los hechos en materia de investigación se presentaron el pasado 5 de octubre, cuando cerca de 1.500 cultivadores de coca mantenían un cordón humanitario en la  zona rural de Tumaco para evitar que miembros de la Policía Antinarcóticos erradicaran de manera forzosa sus cultivos ilícitos, que son su único modo de sustento.

Según versiones de los campesinos, los policías dispararon contra los manifestantes a quemarropa, lo que causó la muerte de seis de ellos y heridas a al menos una veintena más.

El relato de la policía involucrada en la masacre, alega que los hechos fueron responsabilidad de una facción disidente de las antiguas guerrillas de las FARC-EP; sin embargo, los cultivadores negaron que en el momento de los hechos hubiera disidentes del exgrupo combatiente. Agregaron que ninguno de los policías resultó herido o muerto, como sí ocurrió con los campesinos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.