• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El FBI indicó que no había fundamentos para presentar cargos contra la exsecretaria de Estado.

El FBI indicó que no había fundamentos para presentar cargos contra la exsecretaria de Estado. | Foto: EFE

Publicado 6 julio 2016

La virtual candidata demócrata tiene el camino libre hacia la Casa Blanca tras determinarse que no hay motivos para formular cargos en su contra.

La fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, anunció este martes que la investigación acerca del servidor de correo electrónico que usó Hillary Clinton cuando era secretaria de Estados, será cerrada y no se formularán cargos.

La decisión fue tomada luego de que Lynch recibiera y aceptara la recomendación unánime por parte de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus sigla en inglés), fiscales y agentes, de cerrar la investigación y "no se formulen cargos contra individuos en el marco de la investigación".

Este martes, el director del FBI, James Comey, anunció que la agencia recomienda que la virtual candidata demócrata para la presidencia Hillary Clinton no sea imputada por usar servidores de correo electrónico privados para asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013), declaración que alivia su camino hacia la Casa Blanca.

Las investigaciones han concluido que no hay fundamentos necesarios para abrir procedimiento judicial en contra de la política. Clinton manejó información clasificada en diversas cuentas, servidores, gestores de correos y dispositivos móviles en sus comunicaciones mientras dirigía el Departamento de Estado de EE.UU.

Comey aseguró que no hay pruebas suficientes para imputar a la candidata demócrata y declaró que Clinton no tuvo intención de incumplir la ley, pero fue "extremadamente descuidada" al usar “varios servidores” privados de correo electrónico para abordar asuntos oficiales.

En contexto

El director del FBI, James Comey, dijo que la investigación mostró que 110 mensajes de correo electrónico incluidos en 52 cadenas de mensajería contenían información clasificada.

La polémica por los correos electrónicos se desató a comienzos de 2015, la ex primera dama reconoció entonces que habría sido "más inteligente" usar una cuenta oficial y entregó en octubre del año pasado 55 mil páginas de correos electrónicos de esa etapa al Departamento de Estado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.