• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los policías turcos han reprimido violentamente la mayoría de las manifestaciones. (Foto: Archivo)

Los policías turcos han reprimido violentamente la mayoría de las manifestaciones. (Foto: Archivo)

Publicado 20 febrero 2014

El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, reiteró este jueves que grupos violentos, que actúan en algunos focos del país, están organizados y financiados desde el extranjero, en un plan para desestabilizar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro dirigido por el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe y el exembajador de Estados Unidos en Caracas, Otto Reich.

Rodríguez informó que en el estado Táchira (suroeste), se ha detectado la presencia de ciudadanos colombianos que ejercen actividades paramilitares y adelantó una serie de medidas para restablecer la paz en esta entidad.

"Hemos detectado y estamos ya iniciando la experticia de ubicación de personal colombiano", dijo el ministro y recalcó que con violencia no se resuelven las crisis.

El ministro de Interior denunció que la violencia de grupos fascistas en el occidental estado Táchira forma parte de un plan diseñado hace varios años, que recibe directrices políticas de Otto Reich, exembajador de Estados Unidos en Caracas.

"Este plan ya venía rodando (...) le dieron la patada a las mesas de diálogo y salieron a incendiar el país (...) Otto Reich da instrucciones políticas", alertó.

Miguel Rodríguez Torres dijo que el partido Voluntad Popular, cuyo líder está a la orden de la justicia venezolana por instigar a los hechos violentos del pasado día 12, hizo todo el esfuerzo por ganar las tres alcaldías de las ciudades que hacen frontera con Colombia (San Cristobal, Torbes y Ureña), pues en ese país está su mentor, el expresidente Álvaro Uribe Velez.

"Ahí está, al lado, su mentor, su líder, su padre, Álvaro Uribe Velez", vinculado con el paramilitarismo y el narcotráfico, añadió.

Pidió a los opositores no dejarse llevar por informaciones falsas que buscan manipularlos para generar enfrentamientos entre los ciudadanos que justifiquen una intervención militar extranjera.

"No hay salida a ninguna crisis por la vía de la muerte, por la vía de la sangre, por la vía de la violencia", insistió y llamó a dirimir las diferencias políticas a través del diálogo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.