• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Muchos centroamericanos tienen que vender sus tierras, animales y pertenencias para poder comer.

Muchos centroamericanos tienen que vender sus tierras, animales y pertenencias para poder comer. | Foto: @CINUmexico

Publicado 23 agosto 2017

El Salvador, Guatemala y Honduras son los tres países centroamericanos más vulnerables a la migración irregular, de acuerdo a un estudio del PMA.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos multilaterales, revelaron en un estudio que existe una correlación entre las prolongadas sequías, la inseguridad alimentaria y el aumento de la migración irregular hacia EE.UU. en El Salvador, Guatemala y Honduras. 

Según el estudio, los jóvenes en una situación particularmente vulnerable son quienes más tienden a emigrar, especialmente los que habitan en el "Corredor Seco", zona que atraviesa El Salvador, Guatemala y Honduras, que es más propensa a las sequías.

El informe Seguridad alimentaria e inmigración demuestra la necesidad de invertir en programas alimenticios a largo plazo para alentar a las personas a quedarse en sus comunidades y así reducir el impacto en sus familias, además de evitar los riesgos que sufren al emprender viajes peligrosos.

"Los programas de seguridad alimentaria a largo plazo en zonas tan vulnerables como el Corredor Seco centroamericano, donde más de 2 millones de personas han estado en situación de inseguridad alimentaria en los últimos 4 años debido a una sequía consecutiva, tienen que implementarse rápidamente para evitar no solamente más vulnerabilidad y más cuestiones humanitarias sino menos inmigración", expresó el director regional del PMA para América Latina y el Caribe, Miguel Barreto.

>> Más de dos millones de dominicanos han emigrado a otros países

Los familiares de quienes emigran se enfrentan a la carga de pagar sus deudas y, si el viaje no tiene éxito, estas deudas se agrandan y la inseguridad alimentaria aumenta. Muchos centroamericanos tienen que vender sus tierras, animales y pertenencias para poder comer.

El 78 por ciento de las familias entrevistadas en el estudio aseguraron que reciben remesas y para el 42 por ciento son la única fuente de ingresos. "Las remesas que vienen del exterior después que las personas migran no solucionan el problema", aseveró Barreto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.