• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cardozo: "El proceso es nulo porque hay una violación al debido proceso y hay una clara infracción de los derechos de la defensa".

Cardozo: "El proceso es nulo porque hay una violación al debido proceso y hay una clara infracción de los derechos de la defensa". | Foto: Agencia de Brasil

Publicado 11 abril 2016

Según el abogado defensor, José Eduardo Cardozo, el informe que se discute este jueves posee señalamientos ajenos a las acusaciones contra Dilma y eso significa una "transgresión, ofensa y violación del derecho a la debida defensa".

José Eduardo Cardozo, abogado General de la Unión de Brasil quien defiende a la presidenta de esa nación, Dilma Rousseff, insistió que el proceso que se realiza contra la mandataria de ese país, además de estar viciado, es nulo y viola el derecho a la debida defensa.

El defensor se pronunció este jueves cuando por segunda vez, la comisión especial parlamentaria discute si se decide la admisión o no de un pedido de juicio político contra Rousseff.

Cardozo representa a la mandataria frente a la comisión conformada por 65 diputados quienes analizan el informe presentado por el instructor de la comisión, Jovair Arantes, en el que según él, hay méritos jurídicos para avanzar hacia un juicio político contra Rousseff.

"Tengo absoluta convicción que la lectura desapasionada de este informe es la mejor pieza de defensa, pues el documento contiene equivocaciones conceptuales y un latente deseo político de llegar a la destitución", afirmó la defensa.

>> Lula da Silva: juicio político contra Dilma es una estafa 

Cardozo sostuvo que el proceso es nulo por vicios que caracterizan hasta el recibimiento de la denuncia -diciembre pasado-, por parte del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, a quien la Constitución le reserva esa potestad.

El jurista comentó que Cunha actuó por venganza contra la jefa de Estado, además de que él ha sido un diputado declarado adversario de la presidenta y no conforme con ello, es procesado por supuesta corrupción en la Corte Suprema.

La defensa también destacó que el proceso está viciado porque el informe de Arantes cita cuestiones totalmente ajenas a la acusación, refiriéndose a diversas alusiones sobre los escándalos que se investigan en la estatal Petrobras.

Esa medida significa una "transgresión, ofensa y una violación del derecho a la debida defensa", aseguró Cardozo.

>> Un nuevo intento de golpe

"Es absurdo destituir a una presidenta que no ha cometido delitos ni ha robado un centavo. Y un proceso como ese, sin delito ni dolo, será un golpe de Estado", declaró, para apuntar que "la historia no perdona" y "no olvidará esto".

Por su parte, la corresponsal de teleSUR en Brasil, Adriana Robreño, destacó que de aprobarse el informe de Arantes, el proceso será enviado al plenario de la Cámara baja, en la que se tomará la última palabra.

En esa instancia, los impulsores del juicio político necesitarán una mayoría calificada de dos tercios (342 de los 513 votos), que hasta ahora está en duda.

En contexto

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en "defensa de la democracia", no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de que se le realice un juicio político por supuestos casos de corrupción.

El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.