• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Urdangarin desvió entre 2004 y 2007 6,1 millones de euros de fondos públicos a través del Instituto Nóos. (Foto: extraconfidencial.com)

    Urdangarin desvió entre 2004 y 2007 6,1 millones de euros de fondos públicos a través del Instituto Nóos. (Foto: extraconfidencial.com)

Publicado 19 febrero 2014

La infanta Cristina de Borbón, hija del rey Juan Carlos, continuará imputada porque ninguna de sus explicaciones fue lo suficientemente convincente para demostrar su inocencia en el caso de corrupción, en el que está implicado su esposo Iñaki Urdangarin.

En su declaración ante la justicia, Cristina se desmarcó de todas las actividades de Aizoon, una sociedad patrimonial de la infanta y su esposo, y sostuvo que si firmó algún documento lo hizo porque así se lo pidió Urdangarin.

Según la infanta, "nunca" tuvo control sobre los negocios de esta empresa familiar.

El administrador de la sociedad era su esposo y la hija del rey confesó incluso que no conocía qué tipo de actividad concreta desarrollaba Aizoon.

Todas estas explicaciones no han conseguido que el juez José Castro cambie de opinión, todo lo contrario, sigue convencido de que sin su intervención en Aizoon, su marido no habría podido cometer los delitos fiscales que le atribuye Hacienda.

Entre tanto, la defensa de la infanta acordó no recurrir la imputación ante la Audiencia, porque tenía la total seguridad de que las explicaciones que daría Cristina “convencerían” al juez de que no participó en el delito fiscal.

Además, los abogados creían que las explicaciones técnicas que dieron los inspectores de Hacienda fueron “convincentes”, en el sentido de que el delito lo habría cometido el administrador de la empresa, que era Urdangarin y no su esposa, por lo que estaban seguros que Castro acordaría de oficio la desimputación.

Según el caso de corrupción que ha golpeado a la Corona española, Urdangarin desvió entre 2004 y 2007 6,1 millones de euros (unos 8,7 millones de dólares) de fondos públicos a través del Instituto Nóos, una institución sin fines lucrativos.

Aizoon servía para encauzar el reparto de beneficios de las actividades ilícitas de Nóos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.