• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según las autoridades, la certificación de virginidad es un asunto de seguridad nacional

Según las autoridades, la certificación de virginidad es un asunto de seguridad nacional | Foto: Archivo

Publicado 19 mayo 2015

En la nación asiática las aspirantes a soldado o policía nacional deben certificar su virginidad, dado que eso las hace aptas para realizar trabajos militares, afirma el general de las Fuerzas Armadas, Fuad Basya.

En Indonesia es usual que cualquier jovencita que desee entrar a las Fuerzas Armadas se someta obligatoriamente a una prueba de virginidad. 

La práctica, ahora vista por muchos como un acto insensato y denigrante, fue hasta no hace mucho obligatorio para aquellas mujeres dispuestas a contraer matrimonio con un militar, indica un reportaje de la cadena BBC. 

Recientemente, activistas de derechos humanos han exigido a organismos competentes que pidan a Indonesia dejar de hacer estas pruebas, calificadas de "poco científicas".

De acuerdo con la BBC, organismos defensores de derechos humanos realizaron un estudio en el que entrevistaron a mujeres que fueron sometidas a estos exámenes y estas lo consideraron discriminatorios, dado que no inciden en la capacidad de una mujer para llevar a cabo su trabajo.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha sumado a la exigencia de activistas y ha declarado que rechazan las pruebas."No hay lugar para las pruebas de virginidad, no tienen validez científica".

Estas pruebas de virginidad son obligatorias para las reclutas militares y las que esperan entrar en el cuerpo de Policía Nacional, graduadas de secundaria en edades entre 18 y 20.

Gobiernos locales y servicios civiles respaldan su uso. Algunos sectores han intentado implementarlas en lugares como las escuelas.

Pero hay localidades como Jember, en Java Oriental, que desecharon un plan para que las niñas tuvieran que probar su virginidad antes de graduarse de la escuela secundaria.

La temida prueba de “dos dedos”

Estos exámenes son conocidos como la "prueba de dos dedos", y consisten en que el médico hace contacto con el himen, que es una delgada membrana adherida a la pared vaginal y a la dimensión anatómica del canal vaginal o laxitud vaginal.

Luego de que el médico termina su labor, la duda de la Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se despeja. El himen puede variar en tamaño, pero no esto no indica que hayan tenido sexo.

Según explican, la membrana cubre parcialmente la abertura de la vagina pero no la "sella como una puerta".

La mayoría de mujeres que fueron sometidas a la prueba estaban avergonzadas por el procedimiento y muchas quedaron traumatizadas.

El procedimiento implica que el médico también les introduzca un dedo en el ano. Las entrevistadas se sintieron aterrorizadas al sentir que les abren la vagina “con dos dedos”.  

Según el reporte de la BBC, Una médico militar relató que cuando realizó las pruebas en Yakarta (capital de Indonesia), notó que muchas mujeres no se querían. "No fue solo un acto humillante... Fue una tortura. Decidí no hacerlo de nuevo", dijo.

Para los altos mando de las Fuerzas Armadas, constatar la virginidad de una recluta o aspirante es un asunto de seguridad nacional. 

"Si no se restringe de esta manera, entonces alguien con un mal hábito se convertirá en militar. Los soldados son defensores de una nación. Defienden la soberanía de una nación, el territorio y la seguridad de un país", opina el el general Fuad Basya. 

 

Según Basya si una aspirante pierde su virginidad fuera del matrimonio, su estado mental no la hace apta para convertirse en soldado. 

 "Si es su hábito, el ejército indonesio no puede aceptar potenciales reclutas como esas", afirmó el general.

Sin embargo, muchos médicos persuaden a las mujeres con el tema económico o de salud para certificar su virginidad . La esposa de un militar confesó que la convencieron con argumentos económico y de salud. "El ejército quiere parejas saludables", contó, y le recalcaron que "los militares a menudo viajan fuera de casa. Deben confiar en sus esposas".

Países que también certifican la virginidad

Sudáfrica

Aunque es un tema polémico porque la realización de los exámenes fue planteada por un partido político, hay escuelas en las que someten a las niñas de secundaria a la prueba. 

El partido alega que es necesaria para  frenar las tasas de embarazo en la adolescencia. Pero los grupos que rechazan la medida respaldan la promoción de la abstinencia hasta el matrimonio.  

 
El uso de estas pruebas se recomendaban en el pasado a fin de detener la propagación del VIH/SIDA (Síndrome de Inmonudeficiencia Adquirida)

India

Organismos de derechos humanos han hecho campaña contra los hospitales en los que "someten rutinariamente a las sobrevivientes de violación" a la "prueba de los dos dedos", señala la BBC.

En 2009 los hindúes se opusieron a que le hicieran la prueba de “los dos dedos” a monjas en Kerala (suroeste) y a 151 mujeres jóvenes que asistieron a una ceremonia en masa patrocinada por el Estado.

Egipto

Aunque en 2011, un tribunal egipcio ordenó detener la prueba de “los dos dedos” a mujeres encarceladas en recintos militares, un tribunal retomó la decisión después del caso de la manifestante Samira Ibrahim, quien acusó al ejército egipcio de obligarla a someterse a la prueba tras ser detenida en una protesta en la Plaza Tahrir.

 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.