• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los indígenas alegan que hidroeléctrica afectará a toda la comunidad

    Los indígenas alegan que hidroeléctrica afectará a toda la comunidad | Foto: Archivo

Publicado 17 junio 2015

Los activistas de la etnia Ngäbe Buglé aseguraron que continuarán en las calles hasta que el presidente Juan Carlos Varela anule el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco como prometió.

Los indígenas panameños que mantenían bloqueada la carretera Inteamericana en protesta por la construcción de una presa hidroeléctrica en el oeste del país, reabrieron este martes la vía, pero dejaron claro que seguirán protestando y piden al Gobierno que cancele el proyecto “de inmediato”.

"Hemos reabierto la carretera Interamericana, pero el conflicto se mantiene porque el presidente Juan Carlos Varela dijo que no iba a cancelar el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco", a la prensa, uno de los voceros de la etnia Ngäbe Buglé, Ricardo Miranda, que dirige las protestas. 

"Vamos a seguir luchando por lo nuestro, mañana (miércoles) seguirán las protestas", añadió Miranda. 

Desde hace nueve días los indígenas y campesinos exigen al presidente Juan Carlos Varela que detenga el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, financiado por europeos, que se desarrolla en el río Tabasará en la localidad de Tolé (oeste), y por segundo día consecutivo trancaron esta importante vía que conecta al país con Costa Rica 

"El gobierno y los bancos son responsables de lo que pueda pasar a partir de ahora. Puede haber muertos", señaló Miranda, quien además resaltó que no se rendirán ante el Estado. 

En febrero pasado, la comunidad Ngäbe Buglé participó con el Gobierno y la contratista de la obra, Generadora del Istmo (Genisa), en un diálogo que buscaba solucionar las demandas de los indígenas, debido a las afectaciones, que según estos, causaría la presa por inundación.

Sepa por qué los indígenas quieren suspender el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco

Los activistas declinaron las negociaciones en mayo debido a que el Ejecutivo no respondió si demolerá o no la construcción, que cuenta con un 95 por ciento de avance. Días después dieron plazo a Varela  hasta el lunes 15 de junio para que cancelara por completo las obras.

Sin embargo, aseguran que el mandatario panameño no ha consentido sus propuestas ni demandas, por lo que no dejarán de exigirle.

DATO » Los indígenas bloquearon el acceso del río Piedra en el distrito Boquerón, provincia de Chiriquí donde viven al menos 80 indígenas Ngäbe Buglé, ya que el plazo venció y dieron por fracasadas las negociaciones.

En Contexto 

El proyecto hidroeléctrico Barro Blanco es financiado por los bancos DEG (Alemania), FMO (Holanda) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Comenzó a construirte en 2011 y espera generar 28,56 megavatios, aproximadamente 2 por ciento de la capacidad instalada del país.

Si los indígenas lograr cancelar el proyecto ocasionarán demandas millonarias contra el Estado panameño, según las empresas nacionales que lo realizan -Generadora del Istmo S.A. (Genisa) e Hidráulica de San José-, las pérdidas podrían superar los 130 millones de dólares.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.