• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los separatistas de la RPD retirarán cañones de menos de 100 milímetros y morteros de menos de 120 milímetros de calibre en la región en conflicto.

Los separatistas de la RPD retirarán cañones de menos de 100 milímetros y morteros de menos de 120 milímetros de calibre en la región en conflicto. | Foto: EFE.

Publicado 2 noviembre 2015

La acción representará la tercera y última fase del retiro de armas y carros de combates que ahora estarían al menos a 15 kilómetros de las zonas de ataques.

Independentistas de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) anunciaron este lunes que comenzarán a retirar sus morteros de la línea de separación de fuerzas, como cumplimiento del acuerdo para resolver el conflicto armado en el este de Ucrania.

"El 5 de noviembre tenemos previsto comenzar el repliegue de los morteros. Planeamos concluir este proceso en 24 horas”, aseguró un portavoz de la RPD.

La acción representará la tercera y última fase del retiro de armas y carros de combates que ahora estarían al menos a 15 kilómetros de las zonas de ataques, según afirmaron las fuerzas separatistas.

Lea también: Al menos un muerto en explosión de almacén en Ucrania

En dato:
La pasada semana las milicias separatistas de la autoproclamada RPD habían informado que ya estaban por retirar toda su artillería.

Lea también: Elecciones de Ucrania marcaron récord de violaciones

A pesar de estas medidas y del necesario alto al fuego, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, señaló recientemente que la situación en las regiones orientales del país se mantienen en constante tensión por lo que no se descarta una nueva escalada del conflicto.

 

No obstante, el objetivo de los acuerdos es crear una zona segura de 30 kilómetros de profundidad, en la que el Gobierno de Kiev y los separatistas sólo podrán tener efectivos con armas ligeras.

Las autoridades de la RPD informaron que el subsecretario de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien, visitará este martes la ciudad de Donetsk para analizar la situación humanitaria en la región.

Según datos de la ONU, más de 8.000 personas, en su mayoría civiles, han muerto en regiones orientales de Ucrania desde abril de 2014, cuando estallaron las acciones armadas.

Lea también: Ucranianos están preocupados por la grave situación económica

En contexto:
La crisis ucraniana inició tras la operación militar que Kiev lanzó al este de ese país contra las regiones que no estuvieron de acuerdo con el derrocamiento del presidente Viktor Yanukovich en 2014 y autoproclamaron su independencia. 
El 12 de febrero de 2015, luego de 16 horas de negociaciones, el denominado Cuarteto de Normandía creó el documento “Serie de medidas para el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk” con el propósito poner fin al conflicto al este de Ucrania.
El acuerdo de repliegue de armamento fue firmado el pasado 2 de octubre en París por el presidente ucraniano Petró Poroshenko; su homólogo ruso, Vladimir Putin; la canciller alemana, Angela Merkel; y el mandatario francés, Francois Hollande, los integrantes del cuarteto.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.