• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La tecnología ha ayudado a salvar vidas.

La tecnología ha ayudado a salvar vidas. | Foto: Archivo

Publicado 26 abril 2016

La impresora 3D está siendo utilizada para crear prótesis funcionales, dentaduras postizas, implante de órganos y huesos.

La impresión 3D considerada uno de los cincos inventos más importantes, está siendo utilizada en implante de órganos, ayudando a salvar vidas.

La innovadora tecnología está siendo utilizada para crear prótesis funcionales, dentaduras postizas, audífonos intraauriculares, implante de órganos y huesos.

Muestra de ello es el caso de tres bebés con una enfermedad respiratoria incurable y han salvado sus vidas gracias a un implante fabricado con una impresora 3D ideado por el equipo médico del Hospital Infantil CS Mott de la Universidad de Michigan (EE.UU.)

>> Crean riñón artificial con impresora 3D

Los infantes, con edades comprendidas entre los seis y menos a los dieciocho meses, padecían de una enfermedad denominada traqueobroncomalacia, afección muy rara que afecta aproximadamente a uno de cada dos mil niños en todo el mundo.

Esta afección se caracteriza por una debilidad en las paredes de la vía aérea central y disminución de la luz de la traquea.

>> China: Separan a siamesas con ayuda de impresiones 3D

Sin embargo, el equipo médico del Hospital Infantil CS Mott ideó una cura para estos niños: un implante que permita mantener las vías respiratorias abiertas. Para fabricar la férula, en primer lugar se realizó una tomografía digital del cuello de los bebés para construir un modelo de las vías respiratorias colapsadas.

Avances

Un estudiante de odontología del New Jersey Institute of Technology, en Estados Unidos, creó el pasado mes de marzo la ortodoncia de su propia dentadura con una impresora 3D. El joven publicó en su blog paso a paso y con imágenes, cómo creó su propia ortodoncia. Asimismo, muestra fotos con el resultado de la ortodoncia sobre su dentadura.

Por otra parte, un grupo de estudiantes de ingeniería química de la Universidad de Connecticut, noreste de EE.UU., lograron en el 2015 mediante impresión 3D desarrollar dos prototipos de un riñón artificial.

La creación del prototipo puede ser una inmejorable vía alternativa a la diálisis o el trasplante de órganos, siendo la primera una solución temporal aunque costoso, y el segundo inconveniente sería la gran demanda de este tipo de órganos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.