• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El milagro de la hermana Moriau es el número 70 que se le atribuye a la virgen de Lourdes.

El milagro de la hermana Moriau es el número 70 que se le atribuye a la virgen de Lourdes. | Foto: EFE

Publicado 12 febrero 2018

Después de 10 diez años, la Iglesia católica reconoció el milagro de la virgen de Lourdes a una monja francesa.

El obispo francés Jacques Benoit-Gonin, de la ciudad de Beauvais, confirmó este domingo que la virgen de Lourdes le concedió un milagro a una monja católica, de 79 años, que se encontraba desde hace cuatro décadas inválida y tras una peregrinación en el 2008 recuperó la movilidad de sus piernas.

Benoit-Gonin declaró que "atreverse a decir que Dios intervino en un milagro es algo formidable, ya que esto resuena en la Iglesia en Francia y en el mundo".

>> Papa: Una sociedad que no acepta a quienes sufren es cruel e inhumana

La hermana Bernadette Moriau se sometió a cuatro cirugías de la columna vertebral tras padecer dolores en la cíatica, los resultados no fueron favorables y fue considerada como discapacitada, pero en el 2008 asistió a una peregrinación en el Santuario de Lourdes y recibió el sacramento de los enfermos.

Moriau explicó que “nunca pedí un milagro", y al regresar de la peregrinación "me sentí bien en todo mi cuerpo, sentí relajación, calidez... regresé a mi habitación y allí, una voz me dijo: ‘quítate tus abrazaderas’" y unos días después logró caminar diez kilómetros.

"Gran alegría para la iglesia católica! @MGRBenoitGonnin reconoce oficialmente como el 70 º milagro de @lourdes_france la curación de Sor Bernadette por la intercesión de nuestra Señora de Lourdes #BonneNouvelle".

>>Papa ratifica rechazo a la eutanasia y defiende la vida

El reconocimiento del milagro se confirmó luego de una década de estudios por el Comité Médico Internacional de Lourdes; este es el milagro número 70 que se le atribuye a la virgen.

Luego de diez años desde que Moriau anunciara que había recuperado la movilidad de sus piernas gracias a la virgen, el obispo Jacques Benoit-Gonin decidió reconocer el milagro ya que el comité médico había informado que los cambios eran inexplicables.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.