• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un sacerdote murió y dos personas resultaron heridas en el ataque de este martes en Normandía.

Un sacerdote murió y dos personas resultaron heridas en el ataque de este martes en Normandía. | Foto: EFE

Publicado 26 julio 2016

Adel Kermiche serpia uno de los atacantes que asesinaron a un sacerdote en una iglesia francesa.

Como Adel Kermiche fue identificado uno de los autores del ataque de este martes en una iglesia en Saint-Etienne-du-Rouvray, región de Normandía, que dejó a un sacerdote muerto.

Los dos hombres armados con cuchillos fueron abatidos por la Policía, tras tomar cinco rehenes en la iglesia de la localidad francesa: un sacerdote, dos monjas y dos fieles. Una religiosa, que huyó, fue quien dio la voz de alarma, según Le Figaro.

De acuerdo a varios medios locales, el sacerdote murió degollado, mientras que otro de los rehenes está en estado crítico. Los otros tres no resultaron heridos, reportó la Policía.

Adel Kermiche vivía a 200 metros de la iglesia donde ocurrió el ataque. El fiscal de París confirmó que era conocido por los servicios especiales de Francia y estaba bajo vigilancia estricta con un brazalete electrónico.

 

El portavoz del Ministerio del Interior de Francia, Pierre-Henri Brande, declaró que el acto de la toma de rehenes estaba planificado. "Es demasiado pronto para hablar sobre el motivo. Pero puedo decir que, evidentemente, han sido acciones agresivas y deliberadas que, sin lugar a dudas, han sido preparadas de antemano", aseveró.

Este ataque ocurre en un mes donde han sucedido varios hechos que han conmocionado a Europa. El pasado 14 de julio, Niza sufrió un atentado que causó la muerte de 84 personas durante las celebraciones de la Fiesta Nacional de Francia, agresión reivindicada por el grupo terrorista Daesh. En respuesta al ataque, el Gobierno galo prolongó el estado de emergencia por seis meses.

El lunes 18 de julio, un joven refugiado afgano, armado con un hacha y con un cuchillo de cocina, dejó tres heridos en un tren que circulaba en la región meridional de Baviera, en Alemania. La organización yihadista también reclamó la autoría de ese ataque.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.