• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Más de 520.000 niños podrían ser afectados por inundaciones y deslizamientos, así como enfermedades.

Más de 520.000 niños podrían ser afectados por inundaciones y deslizamientos, así como enfermedades. | Foto: Reuters

Publicado 16 enero 2018

Brotes de cólera, hepatitis E y malaria podría ser el resultado de la temporada de huracanes y monzones, que el año pasado causó grandes daños a los campos de refugiados.

La próxima temporada de huracanes y monzones representan la próxima gran amenaza para los miles de refugiados rohingyas hacinados en los campos de Cox Bazar en Bangladesh, entre ellos más de 520.000 niños.

El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) también advirtió este martes sobre el brote de enfermedades, inundaciones y deslizamientos de tierra.

El representante de Unicef en Bangladesh, Edouard Beigbeder, detalló en un comunicado que la malas condiciones sanitarias podrían provocar brotes de cólera y de hepatitis E, mientras que los mosquitos (zancudos) traerían malaria.

Actualmente, se reportan más de 4.000 casos sospechosos de difteria entre la población de refugiados rohingyas y se contabilizan 32 muertes, que incluyen al menos a 24 niños.

Asimismo, la temporada de huracanes y monzones, que azotan a Bangladesh de marzo a julio y de septiembre a diciembre, también avivan el riesgo de inundaciones y deslizamientos de tierras, catástrofes que el año pasado causaron la destrucción de una cuarta parte de los refugios improvisados en los campamentos de refugiados.

Desde agosto del año pasado, Bangladesh ha acogido a más de 650.000 refugiados rohingyas, cuyo principal albergue son los campos de Cox Bazar. Unicef trabaja en campaña de vacunación contra la malaria e intenta proporcionar acceso a agua potable e instalaciones de saneamiento.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.