• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los refugiados esperaban un tren con destino a Hungría y Austria en la frontera serbio-croata cerca Tovarnik.

Los refugiados esperaban un tren con destino a Hungría y Austria en la frontera serbio-croata cerca Tovarnik. | Foto: EFE

Publicado 19 septiembre 2015





Mientras que Hungría señala que Croacia “miente” sobre la situación de los refugiados, el gobierno húngaro es criticado por la construcción de vallas alambradas en la frontera para impedir la entrada de personas.

El gobierno de Hungría, país que ha construido muros y vallas para evitar la entrada de migrantes, acusó a Croacia de “defraudar” a esa nación y a la Unión Europea (UE) por no detener el flujo de refugiados.

"Croacia ha renunciado la cooperación con Hungría y con toda la Unión Europea (UE)", manifestó en una rueda de prensa el ministro húngaro de Exteriores, Péter Szijjártó y señaló que el Gobierno croata "mintió a todos".

El primer ministro de Croacia, Zoran Milanovic, informó el viernes que su país no puede controlar el flujo de refugiados que llegan desde Serbia y afrontará su responsabilidad para resolver el problema.

Al menos ocho mil refugiados arribaron este viernes a Hungría, según informó el asesor de seguridad Gyorgy Bakondi. Estos se suman a los más de 200 mil que han ingresado al país desde inicio de 2015.

Hungría construyó una valla alambrada a lo largo de su frontera para impedir la entrada de personas en ese país desde Serbia. El Gobierno de Croacia criticó la política de Hungría de negar el paso de los refugiados.

Milanovic afirmó que "los muros que se elevan no solo no detendrán a nadie, sino que además mandan un mensaje horroroso y peligroso".

En profundidad

Hijos de las guerras de Occidente


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.