• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"La rehabilitación de centros educativos que resultaron afectados por las lluvias serán nuestra prioridad", dijo el mandatario Hernández.

"La rehabilitación de centros educativos que resultaron afectados por las lluvias serán nuestra prioridad", dijo el mandatario Hernández. | Foto: @COPECO_HONDURAS

Publicado 29 octubre 2017

Según el Ejecutivo hondureño, al menos 41.300 personas que integran 8.200 familiares resultaron afectadas por las fuertes lluvias. 

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, creó este domingo una "fuerza de tarea" para reforzar la atención de los damnificados por las lluvias que causaron la muerte de siete personas y dejaron daños materiales. 

"Hemos acordado constituirnos en una Fuerza de Tarea que permita la presencia de uno o un grupo de ministros coordinado con la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) para poder llegar al sitio y allá en el lugar poder lograr la articulación de esfuerzos", informó el mandatario hondureño durante una rueda de prensa luego de una reunión del Consejo de Ministros. 

La fuerza de tarea se encuentra integrada por las secretarías de Defensa, Salud y la Copeco. 

La nueva estrategia buscará atender las labores de reconstrucción, asistir a los casi 40.000 damnificados y rehabilitar 800 escuelas. 

"La rehabilitación de centros educativos que resultaron afectados por las lluvias serán nuestra prioridad", dijo el presidente Hernández, especialmente en los centros escolares que se utilizarán para las elecciones generales del 26 de noviembre próximo.

Hasta este sábado, las autoridades contabilizaban siete personas muertas por las fuertes lluvias, generadas en parte por la depresión tropical Selma que se formó en el océano Pacífico. 

El organismo hondureño de protección civil ha distribuido más de 24.000 kilos de alimentos entre las familias afectadas por las lluvias, mientras que el gobierno decretó estado de emergencia nacional y fueron evacuadas al menos 38.000 personas tras la crecida de los ríos y quebradas. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.