Homenaje a Jackie Robinson, el eterno número 42 | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Robinson fue objeto de innumerables hechos racistas durante gran parte -sino toda- de su carrera en el béisbol.

Robinson fue objeto de innumerables hechos racistas durante gran parte -sino toda- de su carrera en el béisbol. | Foto: The Canadian Press file

Publicado 15 abril 2015

Las Grandes Ligas celebran este miércoles el Día de Jackie Robinson, el primer pelotero afroamericano en jugar en la Gran Carpa.

El legendario Jackie estará presente este miércoles en todos los estadios del big show, cuando cada uno de los peloteros, dirigentes y árbritos que pisen los terrenos de juego porten en sus espaldas el mítico número 42 que llevó en su carrera y que está retirado de por vida en las Grandes Ligas.

La jornada además está marcada por el hecho de que los Dodgers de Los Ángeles, antiguo equipo de Jackie Robinson cuando la novena pertenecía al condado de Brooklyn en Nueva York, presenten el juego de los Derechos Civiles en un aniversario deportivo de gran trascendencia: el Día de Jackie Robinson.

El encuentro, que se lleva a cabo cada año en honor a las figuras que abrieron paso hacia una nueva era en las mayores con progresivos avances sociales en Estados Unidos, se dará esta tarde bajo la tutela de los Dodgers. Un hecho que agrupa una doble connotación histórica de grandes hazañas en el béisbol.

Un 15 de abril de 1947 debutó sin dudas una de las estrellas más emblemáticas en el llamado mejor béisbol del mundo. Ese día, del que se cumplen exactamente 68 años, Jack Roosevelt Robinson se convirtió en el primer toletero afroamericano en jugar en las mayores, marcando un precedente en un momento en el que el racismo en Estados Unidos estaba en su punto más álgido.

Este hecho histórico se dio gracias a un arriesgado movimiento gerencial del entonces propietario de los Dodgers de Brooklyn, Branch Rickey, quien le tomó la palabra al comisionado de las Grandes Ligas de Béisbol, Happy Chandler, cuando mencionó que la organización no impediría que algún jugador “de color” jugase.

Rickey, quien ya venía siguiendo la trayectoria de Jackie Robinson en las Ligas Negras, lo contrató por encima de otros peloteros con condiciones dentro del campeonato alterno, en donde jugaban los beisbolistas afroamericanos. El dueño de los Dodgers se impresionó con Robinson, entre otras cosas, por su recia personalidad y su aplomo sobre el campo.

A pesar de las buenas intenciones de la dirigencia de los Dodgers, Robinson vivió un verdadero calvario. Fue objeto de innumerables hechos racistas durante gran parte -sino toda- su carrera en el béisbol.

No deje de leer → Salón de la Fama de Cooperstown tiene cuatro nuevos integrantes

En su primer año con los Dodgers, el férreo segunda base recibió cartas con amenazas de muerte. También, muchos lanzadores le lanzaban envíos intencionales al cuerpo y a la cabeza.

Los receptores en muchas ocasiones escupían sus zapatos y soportó también el rechazo de sus compañeros. Jackie Robinson además presenció como el equipo de los Cardenales de San Luis amenazó a las Grandes Ligas con una huelga si el jugador afroamericano seguía participando en la liga grande.

En cada encuentro era algo cotidiano observar a los aficionados lanzar objetos al terreno y hasta en una oportunidad llegaron a arrojarle gatos muertos de color negro.

A pesar de toda la presión a cuestas, Robinson mantuvo en todo momento un total control de sí mismo.

Soportó con mucho silencio todas las humillaciones y precisamente con esa actitud pacífica, fue poco a poco ganándose el respeto de sus compañeros y contrincantes. En esa temporada de 1947 logró el premio al Novato del Año.

Entre sus récords más destacados se encuentra el haberse robado 19 veces el plato. Fue clave para que los Dodgers arribaran a seis series mundiales en las 10 temporadas que formó parte del equipo.

Asistió seis veces al juego de estrellas y en 1949 ganó el Jugador Más Valioso.

Robinsón anunció su retiro del beisbol en enero de 1957.

Otros récords de Jackie Robinson:

Campeón de la Serie Mundial.

Campeón de Bateo en 1949.

Dos veces campeón de bases robadas en la Liga Nacional.

Lea también → Seis nuevas normas para las Grandes Ligas de Béisbol


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.