• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
85 por ciento de las personas identificadas con la frase "las personas como yo no tienen opinión sobre lo que haga el Gobierno", apoyan a Trump.

85 por ciento de las personas identificadas con la frase "las personas como yo no tienen opinión sobre lo que haga el Gobierno", apoyan a Trump. | Foto: Reuters.

Publicado 20 julio 2016

Diversos estudios demoscópicos y psicológicos han reflejado que la personalidad de Trump ha capturado el aprecio de muchos estadounidenses.

Los votantes del candidato a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos por el Partido Republicano, Donald Trump, tienden mayormente a ser hombres blancos, parte de la clase trabajadora sin estudios y notablemente conservadores.

Los conocidos como angry white man (hombre blanco enfadado) se erigen como el segmento más apasionado en apoyo y defensa, del magnate estadounidense, debido a su actitud, su contundencia y su forma directa de hablar.

>> Donald Trump y el White Power

Diversos estudios demoscópicos y psicológicos, han reflejado que la personalidad del empresario ha capturado el aprecio de muchos estadounidenses.

El psicólogo Daniel Eskibel señala que la piedra angular del comportamiento del votante de Trump está constituida mayormente, por dos emociones: el miedo y la ira.

>> Demagogia, xenofobia y personalismo marcan el éxito de Trump

Sondeos reflejan que ciudadanos de Ohio o Carolina del Sur consideran que la globalización les quitó sus puestos de trabajo, en detrimento de obreros de China, La India o México. Además, 81 por ciento de la clase trabajadora piensa que la inmigración daña la economía.

"El votante ya sentía esas emociones antes de que el propio Trump fuera candidato. Su origen debe buscarse en la inseguridad económica, en la amenaza terrorista, en la percepción de pérdida de valores y en la decepción con el sistema político", refirió Eskibel en un blog de marketing político.

Un estudio de Rand Corporation arroja que un 85 por ciento de las personas identificadas con la frase "las personas como yo no tienen opinión sobre lo que haga el Gobierno", tienen preferencia por el candidato republicano.

>> Assange: Trump es impredecible y Clinton la continuidad bélica

"El votante de Trump, entonces, se siente vulnerable, amenazado, débil. Y al ver a Trump se ve a sí mismo pero grande, poderoso, casi invulnerable. El votante se siente formando parte de algo grande, potente, poderoso, lleno de energía", añade Eskibel.

Parte del éxito del multimillonario oriundo de Nueva York, radica en que ha logrado conquistar a buena parte de los electores de derecha, desde ultraconservadores hasta moderados.

Para Trump su gran desafío ahora que es candidato oficialmente a presidir Estados Unidos, será ganar más apoyos entre las mujeres, los afroamericanos y especialmente entre los latinoamericanos.

>> Donald Trump es el candidato oficial del Partido Republicano


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.