• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La hija de Berta Cáceres condenó el asesinato de Lesbia Urquía.

La hija de Berta Cáceres condenó el asesinato de Lesbia Urquía. | Foto: EFE

Publicado 7 julio 2016

Piden a la comunidad internacional que ponga los ojos sobre el país y participe en las investigaciones para que los crímenes contra líderes indígenas no queden impunes. 

Tras el asesinato de la líder indígena, Lesbia Yaneth Urquía Urquía, en Honduras, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de ese país (Copinh) prepara una gran movilización para la próxima semana. 

En la actividad se pronunciarán en contra de la instalación de empresas mineras e hidroeléctricas y exigirán justicia por este crimen y el de otros integrantes de la organización como el de Berta Cáceres, ocurrido hace cuatro meses, así lo informó Olivia Marcela Zuñiga, hija de la líder lenca Berta Cáceres

>> Copinh responsabiliza al Gobierno hondureño por muerte de líder indígena

Hasta el momento, solo las diversas organizaciones de defensores se han pronunciado para condenar el hecho mientras que por parte del Gobierno no hay ningún indicio de investigación ni concepto preliminar de por qué se perpetró este crimen, acotó por su parte la corresponsal de teleSUR en ese país, Gilda Silvestrucci. 

Asimismo, esta indicó que a este escenario de falta de respuesta se suma la criminalización en los últimos años de al menos 300 indígenas. 

Piden ayuda a la comunidad internacional 

La hija de Cáceres afirmó que es urgente que se instale una comisión internacional independente, a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que participe en las investigaciones y los crímenes no queden impunes. 

"Estamos en un estado de indefensión. No confiamos en el sistema de justicia de nuestro país", dijo. 

En entrevista exclusiva con teleSUR, Zuñiga indicó que esta gran defensora del medio ambiente fue raptada inicialmente y luego fue asesinada con arma blanca, según información extraoficial. 

>> Asesinan a otra dirigente indígena medioambiental en Honduras

En este sentido, Zuñiga llamó a la comunidad internacional a poner sus ojos sobre Honduras y a ejercer presión sobre el Senado de Estados Unidos para la aprobación de la Ley Berta Cáceres, que suspenda el financiamiento militar al país porque es usado en contra de la población indefensa. 

Destacó que ante este femicidio condenable y las muertes de los defensores de los derechos de la madre tierra, están llamados a movilizarse. 

"No es momento de detenernos, debemos redoblar la lucha, unificarnos y articularnos", expresó. 

Asimismo, explicó que este crimen coincide con la consulta previa que se va a realizar con una organización defensora de los Derechos Humanos sobre la construcción de una represa hidroeléctrica en La Paz. 

 

"No sabemos si esto tenga relación. Sin embargo, sí coincide y ella (Lesbia) era una de las más grandes opositoras a la represa", comentó. 

La hija de Berta informó que no van a suspender la consulta y "vamos a ir todas las organizaciones para decir un rotundo no a la construcción de estos megaproyectos extractivistas y a esas represas porque ya el pueblo lo ha manifestado". 

"Nos hará falta la voz de esta de esta gran mujer", acotó. 

En contexto: 

Lesbia Urquía, quien era madre de tres hijos, fue hallada muerta la tarde de este miércoles en un lugar conocido como Mata Mulas, cerca del botadero de Marcala, municipio donde vivía en el departamento La Paz. 

Honduras es el país más peligroso del mundo para los defensores ambientales, de acuerdo con investigaciones realizadas por la Organización No Gubernamental Global Witness con sede en Londres.

El informe titulado ¿Cuántos más? señala que en 2014 ese país fue el que registró más asesinatos de defensores del ambiente en todo el mundo.

De las 116 muertes de ambientalistas documentadas en 2015 (un número que puede ser mayor), casi tres cuartas partas ocurrieron en América Latina, especialmente en Honduras, Brasil y Perú.

En el caso de Honduras, entre 2002 y 2014 ocurrieron 111 asesinatos de activistas ambientales en territorio hondureño.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.