• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Juan Orlando Hernández sería el ganador definitivo de los comicios, cuyos resultados no son aceptados por la población.

Juan Orlando Hernández sería el ganador definitivo de los comicios, cuyos resultados no son aceptados por la población. | Foto: Reuters

Publicado 6 diciembre 2017

El presidente de Honduras afirmó estar dispuesto al reconteo, pero "bajo los procedimientos que nuestra ley". Entretanto, las protestas contra el fraude se mantienen en medio del toque de queda. 

El presidente de Honduras y candidato a la reelección, Juan Orlando Hernández, aceptó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) desarrolle un recuento completo de los votos de las elecciones generales del pasado 26 de noviembre, como pide el aspirante opositor, Salvador Nasralla.

A más de una semana de los comicios, aún hay polémicas sobre los resultados emitidos por el ente electoral que dieron como ganador a Hernández, luego de una caída informática del sistema de votos. La Alianza Opositora lideradara por Nasralla ha denunciado el robo de los votos,  mientras que le pueblo hondureños se mantiene en las calles protestando pese al toque de queda decretado por la Presidencia. 

“Estamos abiertos a que se coteje, que se revise, una, dos, tres, las (veces) que sea, no tenemos ningún problema", declaró el mandatario en un acto en la sede del gobernante Partido Nacional, después de que la Alianza de Oposición exigiera al TSE un recuento total de votos.

>> Nasralla pide al TSE reconteo total de votos o segunda vuelta

Hernández, quien opta a la reelección no contemplada en la Constitución, aseguró que el Partido Nacional ve “con buenos ojos” la posibilidad de que haya un reconteo, sin embargo, "tiene que hacerse bajo los procedimientos que nuestra ley hondureña establece y su debido proceso. En lo que no podemos caer ya, es en que esta jugarreta continúe".

>> TSE de Honduras amplía proceso de impugnación hasta el viernes

El último registro en la página web del TSE para la fórmula presidencial dejó a Hernández, quien por ley todavía no ha sido declarado presidente electo, con el 42,98 por ciento y a Nasralla con el 41,38 por ciento, con un global de 18.128 mesas electorales procesadas, que representan el 100 por ciento.

El mandatario tildó de “jugarretas” las exigencias de la oposición, que solicita el cotejo de todas las actas, e indicó que se debe ofrecer evidencias ante la opinión pública.

"El pueblo hondureño merece respeto, tanto los que votaron por nosotros o por los otros, los hondureños merecemos respeto y no se puede estar lanzando improperios acusaciones sin presentar las evidencias", dijo junto a varios líderes de su partido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.