• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La trayectoria musical de Díaz le hizo recorrer Europa y dar más de mil conciertos y grabar unos 50 discos.

La trayectoria musical de Díaz le hizo recorrer Europa y dar más de mil conciertos y grabar unos 50 discos. | Foto: venezuelasinfonica

Publicado 5 julio 2016

El destacado guitarrista clásico será enterrado en Carora, estado Lara, su tierra natal.

La muerte del músico venezolano Alirio Díaz enlutese el mundo artístico este martes. El destacado guitarrista de 92 años de edad falleció en horas de la mañana en Roma, capital de Italia.

El ministro para la Cultura de Venezuela, Freddy Ñañez, expresó sus condolencias por la muerte del músico, a quien calificó como “uno de los guitarristas más importantes del mundo”. Además, informó que el artista será enterrado en su tierra natal.

Díaz enalteció al país suramericano en varios países del mundo.

>> 5 de julio: Día de la declaración de Independencia de Venezuela

El maestro de la guitarra nació el 12 de noviembre de 1923  en el estado Lara, a 25 kilómetros al norte de Carora.

Su entrega y amor por la música lo convirtió en un destacado artista que traspasó fronteras. Inició su carrera musical en su pueblo natal, luego se trasladó a Carora y de allí a Trujillo, donde tocó el saxofón y el clarinete. También comenzó sus estudios académicos con lecciones de teoría bajo la dirección del maestro, compositor y director de banda Laudelino Mejías.

En 1945 viajó a Caracas, capital de Venezuela, e ingresó a la Escuela Superior de Música José Angel Lamas, hasta que años más tarde en 1951 se fue a Italia donde inició los cursos de alto perfeccionamiento en la célebre Academia Musical Chigiana de Siena bajo la tutela del maestro Andrés Segovia, la más eminente figura de la guitarra y de la música a lo largo del siglo XX. 

>> Misión Robinson de Venezuela: 13 años alfabetizando al pueblo

Diaz fue catalogado por Segovia como el mejor de los estudiantes que había desfilado por la Academia, lo cual equivalía a considerarlo como la mejor promesa de la guitarra en el mundo. 

En 1964, el guitarrista venezolano se convirtió en profesor titular de la Academia Chigiana de Siena. Díaz completó su línea de trabajo al publicar tres obras escritas: Música de la vida, Lucha del pueblo venezolano y una autobiografía titulada Al divisar el humo de la aldea nativa.

En el año 1987 recibe el Premio Interamericano de Música de parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.