• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Ni una hora más de Otto Pérez Molina en la presidencia, ni un minuto más”.

“Ni una hora más de Otto Pérez Molina en la presidencia, ni un minuto más”. | Foto: EFE

Publicado 22 agosto 2015





En conversación con el equipo web de teleSUR, la analista guatemalteca Irma Velásquez, indica que luego de la solicitud de antejuicio contra Pérez Molina y la presentación de pruebas sobre su implicación en el caso de corrupción, los ciudadanos exigen con más intensidad la renuncia del presidente.

Desde hace poco más de cuatro meses, Guatemala se ha visto sumergida en una ola de manifestaciones de distintos tipos. Con la finalidad de exigir el fin de la corrupción en el país, así como la depuración total de los funcionarios públicos, miles de personas se han volcado a las calles en reiteradas oportunidades, dejando claro su rotundo rechazo hacia quienes dirigen el país actualmente.

Las actividades de protestas se originaron luego de que los guatemaltecos empezaran a conocer datos sobre el mayor caso de corrupción denunciado e investigado durante el actual período presidencial, y que prácticamente ha desfalcado a la nación.

 

El caso conocido como “La Línea”, es una estructura de defraudación y contrabando, que presuntamente fue dirigida por Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, que opera dentro de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), donde ingresaron más de 500 contenedores de manera ilegal.

Aun cuando faltan pocos días para las elecciones en Guatemala, esta última semana ha estado marcada por una contundente exigencia de la renuncia del actual mandatario, y en relación a esto, teleSUR contactó a la analista guatemalteca, Irma Velásquez, a fin de aclarar los posibles escenarios que podrían presentarse en la nación si el Presidente presenta su dimisión.

Velásquez asegura que nunca se había registrado una situación como ésta en ese país, por lo que no se puede plantear un solo escenario de lo que ocurrirá ante la petición de renuncia y la demanda de antejuicio contra Pérez Molina; no obstante, presentó dos posibles panoramas.

En primer lugar, planteó la instauración de un Gobierno de transición que conllevaría al aplazamiento de las elecciones, pero sobre todo, ayudaría a la estabilización del país, antes de la toma de posesión de quien resulte electo como Presidente para el período 2016-2020.

“Creo que una de las mayores posibilidades es la de colocar un Gobierno de transición, creo que es el momento de pensar en esa posición y en esa posibilidad que se había estado planteando”, dijo.

El segundo posible escenario (en caso de que Pérez Molina renuncie), sería que el Congreso de la República elija al actual vicepresidente, Alejandro Maldonado, para que asuma el mandato; lo cual la analista no considera viable, debido a que éste ha tenido “un perfil muy bajo y un accionar, hasta el momento, muy pobre”.

En este sentido, recalcó que “un Gobierno de transición es lo que vemos como la mayor posibilidad en estos momentos (…) Éste es un escenario por el que cada vez más personas están inclinándose”.

“Está el escenario de que renuncie o el escenario de que sea sacado por el Congreso”, concluyó con respecto a este aspecto.

Renuncia por dignidad

En el marco de la solicitud de antejuicio contra del Presidente, presentada por parte de la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), la analista consideró que “ante toda la evidencia que se presentó, es inminente por dignidad, la renuncia de Otto Pérez Molina”.

Este viernes la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), informaron que pretenden investigar al jefe de Estado, por su vinculación en el caso de corrupción aduanera.

Durante una rueda de prensa, la Fiscalía guatemalteca detalló que en mayo de 2014, se iniciaron las investigaciones sobre “La Línea”, y a través de 88 mil 920 escuchas telefónicas, se determinó que cuando los integrantes de la banda delictiva se dirigían a una persona como "La R", "La 2" o "La Señora", se referían tanto Pérez Molina como a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Ante este anuncio, Irma Velásquez enfatizó que es necesario que “se lleve un proceso adecuado y que se demuestre cuál es la responsabilidad que tiene (el Presidente) en todo lo que se ha encontrado y de toda la evidencia que muestra el saqueo al que han sometido al país, desde antes que asumiera la presidencia”.

Luego de esta solicitud, se han avivado las protestas contra el mandatario y en este sentido, la analista informó que la población está muy indignada, y lo que piden tajantemente  es “ni una hora más de Otto Pérez Molina en la presidencia, ni un minuto más”.

“Él ha perdido el poder, él ya no controla, él ya no manda en este país, y él ya ha perdido toda la calidad moral y ha defraudado. Es una persona que no debe seguir teniendo este cargo, y por el contrario, debe renunciar y someterse a los tribunales de justicia, para que desde ahí sea juzgado” recalcó.

Estatus jurídico de Pérez Molina

Durante su conversación con el quipo web de teleSUR, Velásquez resaltó que si el presidente Pérez Molina dimite, perdería su inmunidad parlamentaria y “pasaría a ser un ciudadano común y corriente, que puede ser llevado a los tribunales”.

Asimismo, añadió que en este caso, empezaría un proceso legal en su contra, y deberá entregar cuentas de todo lo que ha hecho desde el momento que asumió la presidencia del país.

A pesar de las exigencias de renuncia y de los rumores sobre la dimisión de Pérez Molina, el vocero presidencial de Guatemala, Jorge ortega, descartó esta posibilidad, sin ofrecer muchos detalles al respecto.

“Yo creo que no, no va a renunciar”, dijo.

En contexto
“La Línea” surgió con la llegada de Pérez Molina al poder y la posterior designación en 2013 de Claudia Méndez Asencio, como intendente de Aduanas en la Superintendencia de Administración Tributaria.
En el hecho están señalados 158 funcionarios que mantenían contacto directo con el ahora ex Jefe de Estado.
Además de las movilizaciones en contra de Pérez Molina, miles de guatemaltecos exigen que sean aplazadas las elecciones del próximo 6 de septiembre.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.