• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dentro de los elementos de convicción contra el mandatario, se encuentran escuchas telefónicas que se reprodujeron durante la audiencia.

Dentro de los elementos de convicción contra el mandatario, se encuentran escuchas telefónicas que se reprodujeron durante la audiencia. | Foto: Reuters

Publicado 3 septiembre 2015

Así lo expuso este jueves el Ministerio Público del país durante la audiencia de primera declaración del mandatario, acusado de cargos de corrupción. 

El Ministerio Público (MP) de Guatemala expuso este jueves que el presidente de ese país, Otto Pérez Molina, tuvo pleno conocimiento de la red de defraudación aduanera conocida como La Línea, por la cual el mandatario se debió poner a disposición de la justicia. 

Durante la audiencia de primera declaración del mandatario por el caso de corrupción, el fiscal encargado del proceso señaló que el jefe de Estado colaboraba para colocar personal en la Superintendencia de Administración Tributaria, a fin de que la organización tuviera operaciones plenas, y recibía el 50% de las ganancias junto a otra persona”.

 

Como parte del mecanismo iniciado en esta jornada, después de que Pérez Molina presentara su renuncia y se entregara a la justicia, el juez Miguel Ángel Gálves dio lectura a los cargos que se le imputan, entre ellos asociación para delinquir,  defraudación aduanera y lavado de dinero.

A su vez, el fiscal representante del MP detalló que La Línea operaba en las principales aduanas del país, a través de sobornos conocidos como "la cola", con los cuales los importadores pagaban un monto menor a un contribuyente para que luego pudiese ser autorizada la salida de la mercancías dispuestas en contenedores.

Precisó que del 8 de mayo de 2014 al 16 de abril de 2015, 1.500 contenedores pasaron por alto los controles establecidos por la ley en el país.

 

 

Según la Fiscalía, el enriquecimiento ilícito de La Línea supera para el tiempo de investigación los 28.5 millones de quetzales (3.686.000 dólares) , que eran distribuidos entre los integrantes del grupo criminal.

Como parte de las pruebas sobre la implicación del Presidente, se reprodujo una decena de escuchas telefónicas en las que se acuerdan los porcentajes para permitir el paso de furgones y de esta forma evadir gravámenes. 

 

En contexto:
El pasado 16 de abril la Fiscalía de Guatemala y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), presentaron el caso “La Línea” una red de defraudación que operaba en las principales aduanas del país. 
Por el caso fueron vinculados 158 funcionarios públicos, entre ellos la exvicepresidenta Roxana Baldetti y el secretario privado de ésta, Juan Carlos Monzón, señalados como los cabecillas de la banda criminal. 
Tras la captura de Baldetti el pasado 21 de agosto, la Fiscalía de Guatemala solicitó el antejuicio contra el presidente Otto Pérez Molina y se designó una comisión para determinar si le era o no revocada su inmunidad.
Al ser aprobado el revocatorio, la Fiscalía emitió orden de aprehensión contra el mandatario, quien decidió presentar su renuncia y ponerse a disposición de la justicia por los hechos de corrupción. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.