• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La campaña de Obama para cerrar prisión ilegal de Guantánamo se quedó en promesa

La campaña de Obama para cerrar prisión ilegal de Guantánamo se quedó en promesa | Foto: Archivo

Publicado 16 diciembre 2014


Blogs



Tras la negativa del Congreso estadounidense para clausurar la prisión ilegal de la base naval de Guantánamo,Cuba, Obama vuelve incumplir su promesa electoral de acabar con las injusticias penales y actuar contra la tortura

El cierre de la cárcel ilegal en la Base Naval de Guantánamo se ve muy lejos para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien fijó ese objetivo durante la campaña electoral en 2009 y no podrá cumplirlo en un futuro cercano tras el rechazo del Congreso a un proyecto de ley anual de defensa que contempla clausurar la prisión. 

La negación del Congreso fue manifestada el pasado 2 de diciembre, en pleno escándalo por la revelación de nuevos documentos que confirman la práctica de brutales torturas a los reos de Guantánamo por parte de agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y fuerzas militares entrenadas. 

El Comité de Inteligencia del Senado reafirmó,-como muchos analistas-, que dichos métodos no arrojaron mayores datos ni contribuyeron a mejorar la seguridad del país, pues son implementados para evitar un atentado similar al ocurrido el 11 de septiembre de 2001 que dejó más de 3 mil muertos.

Pese a ello, el expresidente George W. Bush, quien ha declarado que permitió la introducción de algunas de las cuestionadas técnicas durante su Gobierno, defiende tales prácticas y a la CIA desde la publicación del último informe. 

Lee: Brutales técnicas de interrogatorio ejecutadas por la CIA

Lo más desconcertante es que esta no es la primera vez que el Congreso frena los contradictorios planes de Obama para cerrar la cárcel ilegal, en 2009 tras la investidura del mandatario estadounidense, La Cámara de Representantes de Estados Unidos exigió un informe a la Administración sobre la evaluación del trasladado de los reos, en caso de cierre, así como otras trabas legislativas para impedir el la clausura de la prisión. 

DATO
Luego de la imposición de la enmienda Platt, un apéndice agregado a la Constitución de Cuba en la primera ocupación militar estadounidense en la isla (1899–1902) subordinada a los intereses de Estados Unidos, se creó en Guantánamo (oriente de Cuba) la base naval, en la que funcionan de manera ilegal centros de detención clandestinos.

De allí, la base se ha convertido en un campo de concentración tal como considera, el articulista Elson Concepción Pérez del diario Gramma, y ha albergado en su recinto carcelario 779 presos, de más de una decena de países, con la característica fundamental de tener rasgos árabes y ser supuestos sospechosos de terrorismo.

¿Imaginan un futuro, dentro de 10 o 20 años, en el que Estados Unidos siga teniendo a gente contra la que no se ha presentado ningún cargo retenida en un pedazo de tierra que no es parte de nuestro país? preguntó Obama  tras anunciar su plan de cierre.

Hoy lo que algunos medios se preguntan es ¿cómo puede estar un hombre diez años preso, siendo torturado y sin que se le impute cargo alguno?, y lo que muchos olvidan es que lo hace un Gobierno que se empeña en enseñar al mundo respeto en derechos humanos.  

Concepción Pérez, explica citando a la agencia Rusia Today (RT), que solo contra seis de los más de 100 reos que aguardan justicia en la prisión, se han presentado acusaciones formales. El resto continúa en laberinto judicial ilegal.

 En 2013 Obama anunció un nuevo plan para cerrar la cárcel, y posteriormente pidió al Congreso más de 450 millones de dólares para obras de mantenimiento en la prisión ilegal y otros 200 millones de dólares para mejorar las instalaciones temporales, pese a que ya organismos de derechos humanos incrementaban las denuncian sobre torturas a los presos.

“No puede olvidarse cuando, en el 2006, se encontraron muertos a tres presos, colgados en sus celdas. Y, aunque el Pentágono dijo que eran  muertes por suicidio , posteriormente el Servicio Naval de Investi­gación Criminal (NCIS, su sigla en inglés) encontró pruebas contrarias, incluyendo el hecho de que las manos de los presos estaban atadas a sus espaldas”, señala Concepción Pérez en su artículo “Degradación humana”.

Lee:Obama con Nobel de Paz y acumula récord de crímenes mundiales

Las torturas continúan y según los informes las más recurrentes son: la privación sensorial, ahogamientos, duchas de agua helada, explotación de las fobias a insectos.

Para evadir la crítica en medio del escandaloso informe, el Pentágono inició la transferencia de presos. Los últimos remitidos, seis a Uruguay, dos a Eslovaquia y tres a Georgia.

Mientras, grupos de derechos civiles en EE.UU. y otros países han renovado sus exhortaciones a enjuiciar a los que aplicaron técnicas que el propio Obama ha reconocido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.