• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los animales han registrado cambios en su vida por el calentamiento. (Foto: Archivo)

Los animales han registrado cambios en su vida por el calentamiento. (Foto: Archivo)

Publicado 25 abril 2014

El viceministro de Relaciones Exteriores e Integración Política de Ecuador, Leonardo Arízaga, confirmó que un grupo de militares de Estados Unidos que permanecía en la embajada norteamericana en Quito (capital) deberá abandonar el país a solicitud del gobierno de esa nación suramericana.

El funcionario explicó a Prensa Latina que "en efecto, a fines de abril se cierra la Oficina de Cooperación de Seguridad”.

En ese orden, sostuvo que la salida de los militares, pertenecientes al Comando Sur de Estados Unidos, fue planteado por el presidente de Ecuador, Rafael Correa y el canciller Ricardo Patiño meses atrás.

Tanto Correa como Patiño denunciaron una excesiva presencia de uniformados de ese país en la legación norteamericana. Esto tuvo lugar tras culminar la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Ver video aquí

También indicó que el asunto fue abordado con el subsecretario adjunto del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, Alex Lee, durante la visita que efectuó en Ecuador a finales de marzo.

El vicecanciller ecuatoriano aclaró que la salida de los efectivos del Comando Sur no afecta al personal de la Agregaduría militar estadounidense que depende del Departamento de Estado.

“Nosotros vamos a seguir teniendo relaciones con Estados Unidos en materia de seguridad, pero de gobierno a gobierno, a través de las agregadurías, y en base al respeto mutuo”, afirmó.

El vocero de la Embajada de EE.UU. en Quito, Jeffrey Weinshenker, dijo más temprano a medios internacionales que “el lunes 7 de abril, el gobierno del Ecuador formalmente solicitó que la Oficina de Cooperación de Seguridad de la Embajada, anteriormente conocida como Grupo Militar, termine sus actividades en Ecuador”.

Explicó que se trata de alrededor de 20 personas, entre civiles y militares, y que se les dio plazo hasta fines de abril para que retiren.

En ese sentido, afirmó que el gobierno estadounidense respeta “la decisión soberana del gobierno de Ecuador”, pero a la vez lamenta el impacto de ello en la asociación bilateral en temas de seguridad.

“Nuestra estrecha cooperación militar, a lo largo de las últimas cuatro décadas, ha producido importantes avances en la lucha contra el tráfico de drogas, el tráfico de seres humanos, el terrorismo y otros delitos transnacionales”, indicó.

El pasado diciembre, el Presidente Correa, indió que "me he enterado de que hay un grupo militar con cerca de 50 miembros en la embajada de Estados Unidos, y eso no puede ser”.

La información fue dada a conocer en su programa dominical transmitido por señal pública en Ecuador.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.