• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Partidarios del "no" en el referendo del Primer Ministro ondean banderas de la nación en Atenas.

Partidarios del "no" en el referendo del Primer Ministro ondean banderas de la nación en Atenas. | Foto: EFE

Publicado 4 julio 2015

Pese a la campaña mediática de miedo y chantaje que prevalece en Grecia, el “No” presenta una ligera ventaja en los sondeos.

Los griegos deciden este domingo en un tenso clima financiero si apoyan o no el acuerdo propuesto por los acreedores internacionales (rechazado por el primer ministro Alexis Tsipras), que exige más recortes sociales a cambio de dar “ayuda” a Grecia.

El gobierno de Tsipras pide un "no" a los acreedores, y el de los partidos tradicionales de derecha, responsables de las políticas neoliberales que llevaron al país a esta crisis presionan a favor del "sí".

De esta decisión depende la subsistencia económica del país, y que se presenta como la propuesta de Tsipras de sacar a la nación de la crisis en defensa de los más pobres por el ajuste implementado desde 2010.

 


Tsipras, del partido de izquierda Syriza, asumió el poder en enero pasado con el compromiso de poner fin a los recortes sociales y renegociar la deuda griega, y desde el pasado viernes convocó a decir un gran no a la Troika conformado por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI (Fondo Monetario Internacional).

Esta es la pregunta del referendo griego, respóndela tú también:

¿Debería aceptarse el acuerdo que fue entregado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25.06.2015 y que se compone de dos partes y que constituye su propuesta unificada?

La deuda helena no se originó en el Gobierno de Tsipras

La culpa no es del actual primer ministro griego Alexis Tsipras o de su partido Sryriza porque ellos no estaban detrás de las decisiones que llevaron al endeudamiento excesivo de Grecia.

Para el momento en que llegaron al poder, los repetidos errores de los ministros de finanzas de la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, ya habían aplastado la economía griega.

Desde su llegada al poder, Tsipras se ha opuesto a las presiones de la Troika (reducción a pensiones, salarios, presupuesto de educación, salud, entre otros).​

 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.