• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miles de refugiados escapan de los conflictos en Medio Oriente y África, los cuales muchas veces son avivados por la intervención de potencias occidentales.

Miles de refugiados escapan de los conflictos en Medio Oriente y África, los cuales muchas veces son avivados por la intervención de potencias occidentales. | Foto: EFE

Publicado 9 septiembre 2015

Los sindicatos europeos proponen una nueva política laboral para garantizar los derechos sociales tanto a los trabajadores europeos como a los refugiados 

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) reclamó este miércoles a la Unión Europea (UE) una mayor inversión en empleo y servicios para lograr  la integración de los 160.000 nuevos refugiados que la Comisión Europea (CE) ha pedido acoger en las naciones del bloque comunitario. 

Lea también -→ Comisión Europea exige a la UE recibir a 160 mil refugiados

La presidenta del CES Bernadette Ségol declaró que las propuestas del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, son bienvenidas, aunque están poco detalladas y aún hay que trabajar mucho en ellas. 

El titular del bloque comunitario exigió a los 28 estados de  UE que reciban a 120.000 refugiados llegados a Italia, Grecia y Hungría, que se sumarían a los 40 mil que propuso el pasado mes de mayo. De acuerdo con el alto funcionario, este reparto de refugiados debe tener un carácter “obligatorio”.

Lea aquí -→ UE acuerda cinco puntos para atender crisis de refugiados

Sin embargo, Ségol lamentó que el presidente de la CE no hablara del desafío de la integración de los refugiados en la sociedad europea y comentó que para ese objetivo se logre con éxito es necesaria “más inversión en empleo y servicios para todos los ciudadanos”. 

Para la dirigente gremial, el papel de los sindicatos es decisivo para garantizar que los refugiados no sean explotados y sean tratados con igualdad.

Al mismo tiempo, estuvo de acuerdo en impulsar una nueva política de derechos sociales que beneficie a todos los trabajadores por igual y aseguró que los organizaciones obreras y sindicatos están dispuestos a contribuir a ese debate.

Manifestó que el presidente de la CE ha señalado que el libre movimiento de trabajadores debe significar pagar lo mismo por el mismo trabajo en el mismo lugar, pero no explico cómo pondría esto en práctica.

Para la  sindicalista europea, Juncker tendría que haber mencionado las mismas condiciones de trabajo, no sólo el salario. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.