• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Gremio eliminado por cánticos y gestos racistas

Gremio eliminado por cánticos y gestos racistas | Foto: EFE

Publicado 4 septiembre 2014

El Tribunal Superior de Justicia Deportiva sancionó al club, a los aficionados y a los árbitros.

La afición del fútbol latinoamericana ha conocido la noticia de que de forma unánime el Colegio del Tribunal Superior de Justicia Deportiva en Brasil, decidió castigar al club de fútbol Gremio y a parte de sus hinchas, los cuales en un juego de Copa de Brasil expresaron cantos y gestos racistas contra el portero de su rival Santos F.C.

¿Cómo se dio?

La semana pasada, el 28 de agosto se desarrollaba el partido de ida de los 8vos de final de la Copa de Brasil en el estadio Arena do Gremio, donde el equipo Gremio de Porto Alegre actúa como local frente a su similar Santos F.C.

Luego de transcurrido el primer tiempo el marcador favorecía a los visitantes quienes gracias a goles de David Braz, al minuto 38 y Robihno, al minuto 45, colocaban un 0-2. En el segundo tiempo, y consecuencia de la derrota algunos de los 28 mil asistentes al partido comenzaron a  expresar su ira de forma irracional.

Desde la zona en la que se coloca la barra brava Geral do Gremio, comenzaron a gritar y a cantarle “mono” al portero Aranha del Santos F.C. Además, comenzaron a hacer gestos de chimpancés en forma de burla.

Al sentir la discriminación expresada por algunos torcedores el portero detuvo el partido unos minutos mostrando sus quejas con el árbitro principal del encuentro Wilton Pereira Sampaio, el cual, hizo caso omiso a las mismas y permitió que se desarrollara y concluyera el partido.

¿Cuál fue el castigo?

El Tribunal Supremo de Justicia Deportiva (TSJD) en Brasil determinó los siguientes castigos en contra del equipo Gremio: 1) Se decidió excluirlos y eliminarlos de forma inmediata de la Copa de Brasil, 2) Fueron multado con 50 mil reales (unos USD 22.000).
Los aficionados que sean responsabilizados por los hechos racistas no podrán acudir a ningún estadio de fútbol en un plazo de 720 días (dos años) y pueden ser encarcelados por la justicia brasileña debido a que dichos actos racistas son penados por las leyes internas del país.

El árbitro principal del partido Pereira Sampaio, fue suspendido por 45 días, debido a no detener el partido y a no colocar las incidencias en el informe final y sus dos árbitros auxiliares también fueron suspendidos 30 días.

El equipo Gremio ha condenado las posturas adoptados por los aficionados y ha prohibido todas las actividades de la barra Geral do Gremio, desde donde se supone expresaron los insultos contra el jugador Aranha.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.