• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tsipras insiste en que no aplicará recortes a los servicios públicos del país para alcanzar un nuevo rescate

Tsipras insiste en que no aplicará recortes a los servicios públicos del país para alcanzar un nuevo rescate | Foto: thetoc.gr

Publicado 18 junio 2015

El Gobierno asegura que no aplicará recortes a los servicios públicos del país, como exigen los acreedores para otorgar un nuevo rescate financiero.

El portavoz del Gobierno de Grecia, Gavriil Sakelaridis, aseguró este jueves que el país no quedará "colgado" ante las demandas del Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional  (FMI) para un nuevo rescate.

Sakelaridis aseguró que el Gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras, no se plantea el control de capitales, luego del anuncio del BCE de aumentar la capacidad crediticia para banca helena de mil cien millones hasta más de 84 mil millones de euros.

Durante sus declaraciones a la televisora local Mega, el vocero gubernamental destacó que el objetivo del Ejecutivo es alcanzar un acuerdo que satisfaga a todas las partes, pero que tenga "lógica" y transmita seguridad a la población.

También pidió a los acreedores no insistir en medidas neoliberales (recortes presupuestarios a la inversión pública) que no serán aprobados dentro del Parlamento local.

"En cualquier caso, no tenemos la intención de dejar colgado al país", puntualizó Sakalaridis, quien aclaró que el deseo del Gobierno de Tsipras es alcanzar un acuerdo con los acreedores, que evite la salida del país de la Unión Europea.

Presiones

La canciller alemana, Ángela Merkel, insiste en que Grecia puede alcanzar un pacto con la  Troika, siempre que aplique las reformas neoliberales que rechaza Tsipras.

Se tiene prevista una nueva reunión entre los ministros de Finanzas de la Eurozona este jueves en Luxemburgo, donde los participantes han descartado de antemano que se logre un acuerdo.

Lea también: Comisión de la Verdad: la deuda griega es ilegal, ilegítima y odiosa.

En contexto
Los diálogos de los últimos cinco meses se han atascado por la negativa del gobierno de Alexis Tsipras de ceder a las exigencias de sus acreedores sobre la aplicación de recortes neoliberales para cumplir los objetivos presupuestarios que incluyen además, reformas estructurales y subida de impuestos. 
Sin embargo, la presión aumenta sobre Atenas, después de que el FMI afirmara el jueves que abandonaría las negociaciones y Bruselas advirtiera al país que debe dejar de "jugar" con la posibilidad de la quiebra y de una eventual salida del país de la zona euro.
Toda la situación actual del país responde al rescate por 240 mil millones de euros otorgados en 2011 por dos instituciones de la UE y el FMI, a cambio del cual el Ejecutivo anterior debió implementar fuertes medidas de austeridad que provocaron gran descontento social.

No deje de leer: Grecia presenta nueva contraoferta para desbloquear rescate.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.