• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Grecia utilizó más del 90% del crédito puente para pagar deudas de años anteriores y contraer nuevas obligaciones.

Grecia utilizó más del 90% del crédito puente para pagar deudas de años anteriores y contraer nuevas obligaciones. | Foto: NoticiasSIN

Publicado 21 julio 2015

Sólo le quedaron disponibles poco más de 440 millones para afrontar la actual crisis financiera y social.

Esta martes Grecia tuvo que ceder a las imposiciones de la Troika prestamista pagándole a sus acreedores más de 90 por ciento del capital recibido, que estaba aparentemente destinado a solventar supuestos compromisos inmediatos. 

Conozca qué está pagando Grecia
 

El Gobierno de Syriza devolvió al Eurogrupo un total de € 6 mil 717 millones, de los € 7 mil 160 millones recibidos este lunes en calidad de “crédito puente” por la Unión Europea (UE).

A Grecia sólo le quedaron disponibles 443 millones de euros para enfrentar su enorme crisis, debido a que pagó al Banco Central Europeo (BCE) unos 4 mil 700 millones de euros, desglosados así: 3 mil 500 millones para saldar parte de los “rescates” financieros de los años 2010-2012; más 700 millones de interés, y otros 500 millones más para su capitalización. Mientras que al Fondo Monetario Internacional (FMI) tuvo que cancelarle 2 mil 017 millones de euros; mil 560 por el vencimiento del plazo el pasado 30 de junio y 457 millones más por otros compromisos pendientes, como bonos rezagados. 

Aquí-→ Presión de UE lleva a Grecia a vender islas para pagar deuda

Al sumar todas las cantidades de dinero que Grecia entregó a la Troika supera así los seis mil millones de euros, pagando sólo parte de las obligaciones, sin dejar de contraer nuevas deudas y futuros intereses, que profundizarán la crisis económica y social en la nación helena, donde las medidas de recorte social comenzaron a hacer estragos en la población más humilde. A partir de esta semana, comenzó a aplicarse el alza en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que oscila desde 13 hasta 23 por ciento aplicado a enlatados, restaurantes, servicios de taxis y otros bienes. 

Con la “austeridad” impuesta en Grecia, este martes el comercio local reportó de inmediato ventas a la baja y precios a la alza.

Se espera que en los próximos días el primer ministro Alexis Tsipras pueda reunirse con el Eurogrupo en busca de lograr una re-negociación de la deuda, que no afecte tanto a la economía griega, que de seguir en este círculo vicioso de contraer nuevas deudas para pagar viejos préstamos, estaría cada vez más subordinada a las condiciones de la Troika. Esto la alejaría de la posibilidad de emerger y de alcanzar su independencia financiera. 

Lea este artículo-→ Grecia: golpe al corazón del chantaje.

La corrupción y el fraude fiscal juegan un papel determinante

Con los cambios en la política fiscal, el Gobierno heleno proyecta tener un ingreso de 795 millones de euros este año y de 2 mil 400 a partir de 2016. El ministro de finanzas griego Alexis Tryphon se comprometió a no dejar perder ni un sólo euro derivado del incremento al IVA. “Haremos todo lo posible para que este aumento vaya a las arcas del Estado y no a los bolsillos de los infractores”, dijo. 

Más-→ Grecia celebra triunfo del NO en plaza Syntagma.

Por su parte, Tsipras se reunió con varios miembros de su gabinete involucrados en asuntos financieros y de justicia para crear un comité contra la corrupción y el fraude fiscal, en el intento de fortalecer la capacidad del Estado para generar ingresos.

Contexto:

La Troika exigió a Grecia una serie de “reformas” económicas como requisitos básicos para que los 18 socios del conglomerado europeo comenzaran a negociar un “tercer rescate” de entre 82 mil millones y 86 mil millones de euros para su devolución en tres años. Aunque Tsipras apuesta que con este capital podrá superar la crisis que su nación arrastra desde 2008, analistas y expertos internacionales apuntan a que el acuerdo sólo redundará en más deudas, mayores tasas de interés a corto plazo, un total sometimiento del Estado heleno y muchísimos recortes sociales sobre todo en las pensiones, siendo éstas la mayoría de las veces el único sustento de los adultos mayores. 

<<<OPINE AQUÍ>>>

El Eurogrupo no escuchó el llamado del pueblo griego que se expresó el pasado 05 de julio contra sus condiciones de “austeridad”, tampoco la petición de Tsipras de exonerar o reestructurar parte de la deuda, menos la del ex ministro Yaris Varoufakis de cambiar la lógica de los préstamos a una forma que no afectara a los pobres (aumentando el impuesto sólo a la clase más pudiente). En su lugar, la Troika denotó su caráter neoliberal y capitalista, tras un acuerdo que mantiene a una Grecia endeudada infinitamente y casi colonizada por una euro zona en la que Alemania (nación donde nació el nazismo) tiene la mayor influencia doctrinaria. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.