• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El danés ocupó la secretaria de la OTAN desde 2009 hasta 2014.

El danés ocupó la secretaria de la OTAN desde 2009 hasta 2014. | Foto: BBC

Publicado 6 agosto 2015

Anders Fogh Rasmussen intentará resolver una disputa por la adquisición de acciones de la estatal danesa Dong Energy por parte del banco de inversiones.

La banca de inversión Goldman Sachs contrató al exprimer ministro de Dinamarca y exsecretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, como asesor.

Lea también: OTAN aprueba medidas para “reforzar” defensa de Irak

Rasmussen intentará resolver la disputa actual por la adquisición del 18 por ciento de las acciones de la estatal danesa Dong Energy, por parte de Goldman Sachs, caso sobre el cual el Gobierno de ese Gobierno posee documentos de carácter confidencial.

De acuerdo con el ministro de Finanzas de Dinamarca, Claus Hjort Frederiksen, pronto se tendrá acceso parlamentario a los documentos sobre la transacción, por la que Goldman Sachs habría cancelado 1,5 mil millones de dólares.

Asimismo, fue contratado el estadounidense Michael Evans, quien tiene la misión de “expandir” internacionalmente al grupo de inversión más grande del mundo. 

¿Quién es Anders Fogh Rasmussen?

Rasmussen se desempeñó en diferentes posiciones políticas en su natal Dinamarca, antes de ocupar la presidencia rotativa de la Unión Europea en 2002, dejando ingresar diez nuevos países, pese a sectores que se oponían a la idea. 

Fue primer ministro de Dinamarca de 2001 a 2009 por el Partido Liberal Danés; además de secretario general de la OTAN desde 2009 hasta 2014.

La invasión en Afganistán se arreció bajo el mandato del danés. En la etapa hubo mayor presencia de tropas militares en el país árabe, lo cual inició con la muerte de 90 civiles en 2009, cuando se dio a pie a un mayor número de ataques desde entonces hasta la actualidad. 

"Necesitamos una respuesta internacional firme para evitar que en el futuro pueda haber ataques con armas químicas”. Ese fue el argumento de Rasmussen para preparar una intervención militar en Siria en 2013. Entonces el organismo esperaba un eventual ataque del gobierno de Bashar Al Assad a Turquía –donde ya había desplegado un arsenal- pero, finalmente descartó su participación.

Durante su trabajo en la secretaría de la OTAN, el ente fue bastante crítico con su posición ante Rusia y el conflicto que mantenía con Ucrania.

En ese sentido, Moscú denunció la constante provocación de este organismo, al llevar fuerzas militares hacia las fronteras rusas usando como excusa la situación de Crimea para expandir su presencia en la región. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.