• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno iraní considera que las protestas estuvieron dirigidas desde el extranjero.

El Gobierno iraní considera que las protestas estuvieron dirigidas desde el extranjero. | Foto: EFE

Publicado 8 enero 2018

Además de haber expresado su apoyo a las protestas, EE.UU. convocó a una sesión en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para tratar la crisis iraní de forma "urgente", aunque esta no procedió.
 

El presidente de Irán, Hasan Rohani, advirtió este lunes que los enemigos de su nación buscan crear problemas ocasionando caos y disturbios, al tiempo que alertó sobre el oportunismo de Estados Unidos (EE.UU.) para sacar provecho de la crisis.

"Los enemigos, que fueron expulsados del país más importante de la región gracias a la Revolución del pueblo (iraní), desean que Irán se vea envuelto en el caos y la intranquilidad", sostuvo el mandatario iraní.

Rohaní se refirió a lo que calificó como el "oportunismo de EE.UU.", al señalar que el país norteamericano se ha encargado de sacar provecho a la crisis que atraviesa el país árabe y ha convocado a una sesión en el Consejo de seguridad de Naciones Unidas (CSNU) para tratar la situación de forma "urgente", aunque esta no procedió.

>>Sexto día de marchas: iraníes repudian protestas violentas

Para el mandatario iraní, el rechazo internacional a las acciones injerencistas de EE.UU. "ha destruido" la reputación política del Gobierno estadounidense en el CSNU.

A las declaraciones de Rohaní se suman las del ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, que denunció que las políticas "desestabilizadoras e intervencionistas" de EE.UU. han empeorado la crisis en la región.

"Su intervención en la región ha sido el principal desafío que ha alimentado las crisis actuales y las ha complicado aún más", resaltó el titular de exteriores.

>>Alertan que petrolero iraní podría estallar en la costa de China

Zarif subrayó que Washigton "continúa ignorando las realidades de la región y persiste en sus políticas desestabilizadoras y destructivas, como mantener su presencia militar ilegal en Siria".

Recientemente, Irán se vio sumido en una serie de protestas que se tornaron violentas y que ocasionaron al menos una veintena de muertos, así como cientos de heridos.

Las protestas violentas en Irán fueron vistas con beneplácito tanto por el presidente estadounidense, Donald Trump, así como por el Gobierno de Israel.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.