• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las interrogantes son: "¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente?". (Foto: Archivo)

Las interrogantes son: "¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente?". (Foto: Archivo) | Foto: Archivo

Publicado 22 octubre 2014

El proceso de votación que se realizará en esta región española se hará de manera simbólica tras la cancelación del referendo por el Tribunal Constitucional, máximo órgano judicial del país.

El gobierno de Cataluña vaticinó este miércoles una gran participación en la simbólica votación sobre la independencia de esta región española a celebrarse el próximo 9 de noviembre, aunque reconoció que las condiciones de la consulta no serán las previstas inicialmente.

"Estoy convencida de que habrá una gran participación (...) Nuestro país ha demostrado su compromiso y sus ganas de expresar colectivamente lo que queremos que sea nuestro futuro", dijo la vicepresidenta del ejecutivo Joana Ortega en Barcelona (noreste), durante la presentación del nuevo formato de votación.

Al menos 5,4 millones de ciudadanos mayores de 16 años podrán participar en la votación, así como los extranjeros residentes durante más de uno o tres años --en función de si son de la Unión Europea o no-- y los catalanes en el extranjero que lo soliciten previamente, asegura el ejecutivo catalán.

Alrededor de mil 255 locales y seis 430 mesas electorales se instalarán en 938 de los 947 municipios catalanes y también en 17 ciudades extranjeras. Más de 30 mil voluntarios, entre ellos seis mil funcionarios, se ofrecieron para colaborar en su realización.

La organización no dispondrá de censo por lo que los ciudadanos que acudan a votar deberán inscribirse justo antes de realizar el proceso en un registro creado para la ocasión. Los datos serán introducidos en un programa informático para evitar duplicidades.

Los resultados provisionales serán presentado el 10 de noviembre, aunque las personas que justifiquen no haber podido votar durante la jornada electoral dispondrán de un plazo de 15 días más.

La intención inicial del gobierno, presidido por el nacionalista Artur Mas, era que los catalanes decidieran sobre la escisión de España en una consulta de características similares al de un referéndum no vinculante.

Sin embargo, la votación quedó suspendida por la justicia tras un recurso de inconstitucionalidad del gobierno español, por lo que Mas desconvocó la consulta prevista inicialmente y propuso esta votación con menos validez representativa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.