• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
  • El campesinado exige al Estado cumplir los compromisos acordados durante las negociaciones de 2013(Foto:Archivo)

    El campesinado exige al Estado cumplir los compromisos acordados durante las negociaciones de 2013(Foto:Archivo)

Publicado 2 mayo 2014



Luego de la ruptura de la negociación entre los campesinos y el Gobierno colombiano, las comisiones de ambos bandos retomarán la mesa de diálogo, mientras la huelga agraria arriba este viernes a su quinto día, de forma pacífica y sin mayores incidentes.

Así lo indicó el ministro de Agricultura de la nación suramericana, Rubén Darío Lizarralde, quien tiene previsto reunirse con el presidente Juan Manuel Santos para definir las condiciones en las que se retomarán esas conversaciones para solucionar problemas del campo colombiano y evitar la continuación de la huelga.

Las conversaciones se vieron afectadas luego de que el gobierno considerara que el portavoz de Dignidades Agropecuarias, César Pachón, incentivaba a la violencia en un mensaje a traves de la red social Twitter.

En cambio, los campesinos critican la ausencia de algunos ministros en las reuniones y su incapacidad para decidir sin previamente consultar al presidente y piden disposición del Ejecutivo a cumplir sus obligaciones de inversión en el campo y respeto al derecho de protesta.

“No fueron atendidos los reclamos por los altos costos de insumos, combustibles, abonos y plaguicidas; la irrupción de la minería y el daño al medio ambiente; las deudas con la banca pública y privada; y los Tratados de Libre Comercio”, reclamó el dirigente agrario.

El Gobierno exige que los campesinos no utilizen el recurso de la violencia, bloqueen las calles o carreteras como condición de continuar el diálogo.

Por su parte, el director de la Policía Nacional de Colombia, el general Rodolfo Palomino, ofreció un balance del quinto día de huelga del sector agrario y afirmó: "En este momento podemos señalar que no tenemos dificultades".

Palomino explicó que agentes de Policía han acompañado las caravanas de vehículos entre las ciudades sureñas de Florencia y Neiva, donde las concentraciones de campesinos tuvieron gran apoyo en días pasados, y agregó que tampoco hay problemas de transporte entre el departamento agrícola de Boyacá y Bogotá.

Alrededor de 100 mil campesinos colombianos protagonizaron el pasado lunes un nuevo paro agrario, con masivas movilizaciones en departamentos como Boyacá, Santander, Norte de Santander, Casanare, Cundinamarca, Huila, Tolima, Caquetá, Meta y Cauca; para exigir al Estado cumplir los compromisos acordados durante las negociaciones celebradas entre agosto y septiembre de 2013.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.