• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las vacaciones de García Padilla estaban "programadas".

Las vacaciones de García Padilla estaban "programadas". | Foto: EFE

Publicado 31 julio 2015

El tiempo de descanso del mandatario coincide con la fecha tope para el pago de la deuda de la isla caribeña.

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, tomará vacaciones programadas en medio de la crisis que vive la isla caribeña, la cual incumplirá este sábado con el pago correspondiente a 94 millones de dólares por concepto de deuda.

García Padilla viajó a Washington esta semana para reunirse con el secretario del Tesoro estadounidense, Jacob Lew, y cinco republicanos del Congreso, con el objetivo de tratar temas relacionados con la crisis fiscal de Puerto Rico.

Previo a sus vacaciones, que están previstas del 2 al 6 de agosto, el gobernante participará en el Summer Policy Conference en Aspen, Colorado.

El descanso programado del gobernante coincide precisamente con la fecha tope para la cancelación de la deuda de Puerto Rico, que se ubica actualmente en 72 mil millones de dólares, aunado a un déficit presupuestario estimado de 705 a 740 millones de dólares.

Lea también: Puerto Rico ratifica que incumplirá pago de deuda pública

El secretario de gobierno, Víctor Suárez, ha defendido el tiempo de esparcimiento que tendrá García Padilla además, aseveró “que no haría ninguna diferencia” si toma vacaciones o no.

Camino de recortes

La imposibilidad de sentarse a negociar con sus deudores y el hecho de que no pueda declararse en banca rota, conducen a Puerto Rico al camino de la austeridad.

Así lo afirmó el analista Internacional Ariel Noyola Rodríguez, quien aseguró durante el programa Agenda Abierta de teleSUR que Puerto Rico “continuará” los recortes en el gasto público, que ya ha comprometido al sector educativo.

Noyola Rodríguez estima que se generarán empleos “de baja calidad”, los cuales no garantizarán el bienestar social de los trabajadores del país caribeño.

Además, se espera que siga creciendo el éxodo hacia los Estados Unidos, nación de la que Puerto Rico es un Estado Libre Asociado, y cuyo Gobierno se ha negado a tomar medidas de rescate financiero para la Isla.

Lea también: Puerto Rico: medidas neoliberales llegan al sector educativo

El analista comentó que el problema de Puerto Rico se presenta desde la década de los 70, pero comenzó a incrementarse hace diez años. En la actualidad el endeudamiento supere en cien por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) del territorio caribeño.

Por otra parte, la economista Martha Quiñonez, afirmó que “Puerto Rico si tiene opciones para salir de la deuda sin depender de Estados Unidos”.

La especialista alegó que el gobierno debe valerse del anteproyecto de ley propuesto en febrero de este año, para que el país pueda “definir los diferentes tipos de deuda” y se separen las verdaderas deudas de las ilegítimas.

Quiñonez comentó que la nación puertorriqueña debe hacerle frente a los “intereses neocoloniales de Estados Unidos” que solo buscan defender a sus acreedores.  

¿Qué pasa si Puerto Rico no paga la deuda?

La firma de inversiones Oppenheimer Found y miles de bonistas son los principales acreedores en Puerto Rico.

La decisión de no cancelar la deuda este 1 de agosto podría generar acciones legales contra el Gobierno puertorriqueño, debido a que los acreedores dejarán de recibir sus rendimientos ante el impago de la deuda moral de los bonos de la Corporación para el Financiamiento Público.

Esta deuda se define como bonos de exención de impuestos emitidos por un municipio o un intermediario financiero estatal, el cual está respaldado por la obligación moral -no legal- de un gobierno estatal para asignar fondos en caso de incumplimiento. Son bonos de mayor riesgo y por lo tanto dejan mejores rendimientos, destaca el portal de Nasdaq.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.