• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Menores de cinco años son los más afectados.

Menores de cinco años son los más afectados. | Foto: PalestinaLibre

Publicado 10 junio 2015

Los componentes de las armas de destrucción masiva que utiliza Israel generan diferentes tipos de incapacidad neurológica en menores de cinco años. El bloqueo que sufre Gaza impide mejorar su atención médica.  

El riesgo de morir o de salir herido durante una explosión o bombardeo por parte del ejército israelí en la Franja de Gaza, no es el único problema, puesto que durante las cuantiosas masacres desatadas por el Gobierno sionista se han empleado agentes químicos letales para la salud, generando en las poblaciones problemas de discapacidad mental, situación que se ha incrementado en los últimos años.

El fósforo blanco y el uranio son componentes utilizados en las agresiones sionistas que generan discapacidad mental en los niños, además de otras complicaciones. 

De acuerdo con fuentes médicas, el 70 por ciento de los afectados provienen de las comunidades ubicadas en las inmediaciones de la valla que separa Gaza de los territorios ocupados en 1948, aunque la mayoría de los habitantes residen a orillas del Mar Mediterráneo.

Vea-→ Palestina dialogará con Israel si cesan asentamientos ilegales.

Al parecer ése porcentaje de personas que padecen alguna discapacidad mental, se debe a que absorben los componentes de diversas armas de destrucción masiva, bombas de racismo y químicas que se lanzan en esas zonas densamente pobladas.

Un herrero, menor de 35 años, Abu Shadi Habed, fue diagnosticado con una enfermedad del corazón, luego que las tropas sionistas bombardeara su casa, lo que también provocó que tres de sus hijos más pequeños sufrieran de discapacidad mental.

Además Shadi se encuentra desempleado desde hace muchísimos años, porque el bloqueo impide la entrada de hierro a Gaza. 

De acuerdo con el Banco Mundial, el bloqueo y la creciente destrucción de la infraestructura en las masacres de Gaza, generan un índice de desempleo superior al 60 por ciento.

Por su parte, Ziad Habu no ha podido volver a trabajar como taxista porque quedó incapacitado por un ataque israelí en el 2008 en la población Beit Lahia, donde vivía con su familia conformada por siete hijos. Luego en 2014, el ejército sionista bombardeó su casa, dejándolos a todos sin un techo donde vivir.

Ziad Habu tiene una placa de metal en su pierna que lo mantiene completamente inmóvil, sin poder sustentar económicamente a sus hijos. "El bloqueo es un asesino silencioso, destruye todos los aspectos de nuestras vidas. Por lo menos cuando bombardean Gaza las noticias salen al mundo... ", explicó como un manera de destacar el sufrimiento que padecen sigilosamente de los atentados israelíes.

Aquí Palestinos rechazan ocupación israelí en el Día de Naksa.

Mientras, un pintor llamado Hassan Azebda tiene tres hijos con discapacidad mental también por ser víctimas de constantes bombardeos.

Este artista tiene bajo su responsabilidad a ocho personas, entre ellas a su madre, esposa y tres hijos más, a quienes no ha podido brindar estabilidad puesto que su trabajo depende de la entrada de materiales de construcción, cuestión mermada con el bloqueo.

El gran obstáculo que enfrentan las familias bloqueadas en Gaza, es que ni Israel, como potencia ocupante ni la UNRWA, organismo de las Naciones Unidas encargado de los refugiados palestinos, están asumiendo su responsabilidad en el ámbito del bienestar y la atención médica de los niños, ignorando sus obligaciones legales.

El bloque impuesto a la Franja de Gaza por parte de Israel impide además la entrada de los medicamentos necesarios para el tratamiento de los menores afectados por las agresiones israelíes. 

Contexto: 

De acuerdo con un informe de la organización Defensa de los Niños Internacional-Palestina, al menos 980 niños palestinos menores de 18 años perdieron la vida y otros cientos resultaron heridos en las ofensivas militares del régimen de Israel en los años de 2008, 2012 y 2014.

Según el documento difundido con motivo del Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, el ejército israelí, en dichas agresiones, violó todas las leyes internacionales sobre los niños, incluyendo la Convención sobre los Derechos de el Niño, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Cuarta Convención de Ginebra.

El 2014 fue el año más duro y sangriento para los niños en la Franja de Gaza, puesto que 530 menores palestinos murieron y otros 3 300 resultaron heridos en ese periodo. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.