• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Donald Trump junto a Mike Pence, el futuro vicepresidente de EE.UU.

Donald Trump junto a Mike Pence, el futuro vicepresidente de EE.UU. | Foto: Reuters

Publicado 20 enero 2017

"Estoy asombrada por la falta de diversidad de los postulados al gabinete presidencial", afirmó la demócrata de Nevada, Catherine Cortez Masto, primera hispana en llegar al Senado.

Legisladores y líderes de la League of United Latin American Citizens (LULAC) y el National Council of La Raza (NCLR) criticaron este jueves al próximo mandatario de EE.UU. por no incluir a ningún latino en su gabinete y expresaron su temor por lo que puede ser un anticipo de la dura posición que puede plantear la nueva administración de Donald Trump.

Poco después de que se anunciara la postulación del gobernador de Georgia, Sonny Perdue, para ocupar la Secretaría de Agricultura, el presidente nacional de LULAC Roger C. Rocha, Jr, manifestó que "la decisión del presidente electo Trump de excluir a la comunidad latina en el alto gobierno es un fracaso en reconocer que el gobierno debe representar adecuadamente a las personas que sirve".

>> Shannon será secretario de Estado hasta que Trump designe otro

"Los latinos son la minoría étnica de mayor crecimiento en Estados Unidos, pero continúa siendo uno de los grupos menos representados", dijo

Por su parte, la presidenta de NCLR, Janet Murguía, indicó que la ausencia de latinos en el gabinete "no es un error simbólico. Se trata de democracia representativa. Gran cantidad de profesionales latinos capaces, talentosos y calificados han podido ser designados a cualquier Secretaría".

La primera hispana en llegar al Senado, la demócrata de Nevada, Catherine Cortez Masto, quien en noviembre se convirtió en la primera latina que obtuvo un escaño en el Senado, señaló que casi 90 por ciento del gabinete presidencial son hombres de raza blanca.

"Si bien aumentamos la presencia hispana en el Congreso en 2016 estoy asombrada por la falta de diversidad de los postulados al gabinete presidencial", indicó.

El también demócrata Bob Menéndez, el latino de mayor rango en el Senado, calificó la exclusión de "vergonzosa" y argumentó que "agrega sal a la herida" tras los comentarios que durante la campaña Trump hizo sobre los latinos.

Por su parte, el presidente de la cámara hispana de comercio Javier Palomarez evitó criticar al equipo de transición y aseguró que "seguiremos impulsando la diversidad dentro del equipo de gobierno, incluyendo cuando algún puesto ministerial quede disponible durante el mandato del presidente Trump".

Durante su campaña electoral Trump calificó de "violadores" y "criminales" a los inmigrantes mexicanos, prometió construir un muro a lo largo de la frontera con México y cuestionó la capacidad de un juez federal por tener ancestros mexicanos.

>> Datos curiosos sobre las investiduras de presidentes en EE.UU.

En diciembre pasado, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos (NALEO) criticó que el presidente electo Donald Trump haya roto con una tradición de casi tres décadas y no haya nominado a ningún hispano para su gabinete de Gobierno.

"Estamos profundamente preocupados por la falta de latinos en las consideraciones para un puesto de gabinete. Los latinos han estado a la altura de esas tareas desde Ronald Reagan (1981-1989)", afirmó NALEO en un comunicado.

"En los últimos 29 años, tanto los republicanos como los demócratas han elegido latinos para que pongan al servicio de la nación su experiencia y capacidades en el rol de miembros de gabinete", recuerda la asociación de funcionarios latinos.

George H. W. Bush designó a Manuel Luján como secretario del Interior: Bill Clinton colocó a Federico Peña como secretario de Energía, donde fue sucedido por el mexicano-estadunidense Bill Richardson, así como a otro latino de origen mexicano, Henry Cisneros, como secretario de Vivienda.

Durante su gobierno, George W. Bush designó a otro mexicano-estadunidense, Alberto González, como procurador de Justicia; así como a dos cubano-estadunidenses, Carlos Gutiérrez como secretario de Comercio y Mel Martínez en Vivienda.

La mayoría de miembros del gabinete de la nueva Administración, que tomará posesión el 20 de enero, son ex ejecutivos con grandes fortunas o personas con perfiles profundamente conservadores con pasado militar.

Además, una gran mayoría son hombres de raza blanca, elegidos para los puestos de mayor relevancia como los departamentos de Defensa, Estado, Tesoro o Justicia.

Durante la Administración del presidente Barack Obama han trabajado hispanos de importancia como Tom Pérez, secretario de Trabajo; Julián Castro, secretario de Vivienda; o María Contreras-Sweet, administradora de la Agencia de la Pequeña Empresa.

En su campaña electoral, Trump calificó de "violadores" y "criminales" a los inmigrantes mexicanos, prometió construir un muro a lo largo de la frontera con México y cuestionó la capacidad de un juez federal por tener ancestros mexicanos.

Datos: El primer hispano que integró un gabinete de gobierno en Estados Unidos fue Lauro Carvazos, elegido por Reagan en 1988 como secretario de Educación.  

- La comunidad hispana, de más de 55 millones de personas -17 por ciento de la población de Estados Unidos- representa la primera minoría del país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.