• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las milicias del Ejército de la Conquista, integrado por el Frente al Nusra, Ahrar al Sham y otros, mantienen un estado de sitio en estas comunidades.

Las milicias del Ejército de la Conquista, integrado por el Frente al Nusra, Ahrar al Sham y otros, mantienen un estado de sitio en estas comunidades. | Foto: Reuters

Publicado 15 enero 2016

Hasta ahora la ONU se ha mostrado indiferente y rechaza cada solicitud de ayuda e investigación que envían Fuaa y Kefraya.

Fuaa y Kefraya son dos localidades de Siria de mayoría chií, ignoradas por la ONU y los medios por el asedio que sufren por parte de grupos terroristas. Una gran cantidad de infantes muere continuamente en esas dos comunidades.

Esta  situación parece ser de poco interés para los grandes medios, e incluso para la Organización de Naciones Unidas (ONU), que se ha mostrado indiferente ante las peticiones de ayuda .

El pasado miércoles, Fátima Nureddin, una niña de un año y cuatro meses que vivía en una de estas localidades, perdió la vida a causa de una enfermedad no precisada que se hizo más grave al no conseguir los medicamentos necesarios para combatirla.

Lea también→ Ejército sirio avanza con éxito en la lucha antiterrorista

La dificultad para conseguir los medicamentos es consecuencia del estado de sitio impuesto por las milicias del Yaish al Fatah (el Ejército de la Conquista), integrado por el Frente al Nusra, Ahrar al Sham y otros.

El asedio y las sanciones occidentales contra Siria han dejado como consecuencia la muerte de una gran cantidad de menores.

Durante la entrada de ayuda humanitaria el pasado octubre en estas dos localidades sitiadas, los militantes robaron una gran parte de los alimentos y medicinas.

Inacciones de la ONU

La indiferencia del mundo ante estas dos localidades se hace evidente con el rechazo por parte de la ONU a las múltiples peticiones de sus habitantes para que  representantes del organismo internacional investiguen las condiciones de vida en Fuaa y Kefraya.

El pasado martes la Media Luna Roja siria realizó una nueva solicitud, pero una vez más fue rechazada por la ONU bajo el mismo argumento: las barreras colocadas en las entradas de ambas localidades están en manos de los terroristas del Frente al Nusra y Ahrar al Sham.

EL DATO: Los grupos terroritas Frente al Nusra y Ahrar al Sham se encuentran también en la ciudad de Madaya, lugar que sí ha recibido la visita y ayuda de la Organización de Naciones Unidas.

Se cree que la única razón de la apatía de la ONU para ayudar a estas dos comunidades, es que su población es leal al gobierno sirio y está formada, en su mayor parte, por musulmanes chiís.

Vea aquí→ Siria: llega a Madaya segundo convoy humanitario

EN CONTEXTO

Desde hace cuatro años estas dos localidades, que cuentan con más de 35 mil habitantes, están asediadas, por lo que son abastecidas desde el aire por aviones y helicópteros sirios.

A pesar de su posición geográfica difícil, Fuaa y Kefraya no han caído gracias a la resistencia legendaria de sus habitantes, que ha sido consolidada por la solidaridad de Hezbolá, que ha llegado a la localidad para entrenar sus habitantes, en especial a los más jóvenes.

La determinación de los sitiados ha logrado resistir a los cientos de intentos de invadir las dos ciudades, incluyendo el lanzamiento de ataques con coches bomba y los 75 mil obuses y cohetes que han caído sobre ellas, según cifras de los propios militantes.

Durante este asedio, unas mil 700 personas han perdido la vida, incluyendo niños, mujeres y ancianos. El 70 por ciento de las viviendas han resultado destruidas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.