• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter

'Miranda en La Carraca', cuadro del artista venezolano Arturo Michelena, es la 'cara' más visible del prócer. | Foto: 2001.com.ve

Publicado 14 julio 2017

Como "infatigable apóstol de la independencia" tildó el libertador chileno Bernardo O'Higgins a su maestro, Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez (1750-1816).

"Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros", llegó a decir el pintor francés Marcel Duchamp. Pues 'Miranda en La Carraca' ha sido envuelta por el pueblo venezolano como la cara más visible del Precursor Francisco de Miranda y la obra más reconocida del artista Arturo Michelena.

Este viernes se cumplen 201 años de la partida física de Miranda, ocurrida en el fuerte de las Cuatro Torres en el arsenal de La Carraca, en Cádiz, España, espacio en el cual Michelena basó su visión.

Con el escritor Eduardo Blanco como modelo, el artista criollo plasmó su planeación compositiva, el esquema de colores, entre otros procesos pictóricos, para definir la representación.

El cuadro fue encargado en 1896 por el presidente venezolano Joaquín Crespo, en el marco de los 80 años de la muerte del Generalísimo. Se trata de un lienzo de 197 centímetros por 245,2 centímetros.

Símbolo del academicismo venezolano, 'Miranda en La Carraca' tiene implícita una serie de características especiales con las cuales Michelena quiso representar al americano más universal.

La argolla que cae de un lado simboliza el carácter de prisionero de Miranda, los libros a la izquierda resaltan una de las mayores pasiones del venezolano: la lectura, el arete en la oreja izquierda plasma su liberalismo y una de las prendas que más lo caracterizó, luego de su participación en Francia posterior a la revolución.

Archivo personal de Francisco de Miranda, declarado por la Unesco como patrimonio documental del mundo.

El centro de composición es el rostro, que muestra una mirada fuerte, pensativa, y especialmente enigmática, de la cual especialistas han presentado diversas teorías.

"Con el transcurrir de los años otros artistas han ido analizando, reinterpretando y reconociendo esa mirada y esa composición en este emblemático cuadro", expresó en 2015 el presidente de la Fundación Museos Nacionales, Edgar González, al diario Correo del Orinoco.

'Miranda en La Carraca' permanece en la Galería de Arte Nacional, ubicado en la capital venezolana (Caracas).

Correo del Orinoco.

Figura sin igual

Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez nació en Caracas el 28 de marzo de 1750, hijo de un militar originario de las islas canarias y de una panadera, que eran víctima de vejaciones por parte de la sociedad colonial y prejuiciosa de la época.

>> Venezuela honra 264 años del natalicio de Francisco de Miranda

El venezolano tuvo una de las vidas más apasionantes de la historia, que ha sido plasmada en un sinnúmero de biografías, en varios idiomas.

Producto de diferencias con autoridades ibéricas, Miranda decidió abandonar el Ejército español, con el cual participó en la batalla de Pensacola, vital para la independencia de Estados Unidos y la liberación de lo que hoy en día, es el estado de La Florida.

El caraqueño viajó a Estados Unidos y a varios países de Europa, para examinar "personalmente con inteligencia prolija el gran libro del universo", las mejores herramientas para independizar y formar una gran nación americana, que debía llamarse Colombia.

Uno de los países donde adquirió más protagonismo fue en Rusia, producto en buena parte de su relación con la emperatriz Catalina, quien lo nombró coronel del ejército imperial.

Tomó un rol clave en la Francia revolucionaria, donde cayó preso por diversas razones inválidas que luego resultaron desestimadas. Al final salió de la prisión de La Force aclamado por el pueblo francés.

Miranda ejerció de maestro de varios próceres americanos, especialmente del chileno Bernardo O'Higgins, quien lo llamó "infatigable apóstol de la independencia".

A la mayoría los conoció en Inglaterra, donde intentó conseguir apoyos para liberar a la América hispana.

Su primer y gran intento ocurrió en 1806 cuando llegó a bordo de la corbeta Lander a la Vela de Coro, donde ondeó el tricolor venezolano, hecho que había realizado previamente en Haití.

>> Hace 208 años el generalísimo Miranda flameó la bandera venezolana en Haití

Miranda volvió a Venezuela en diciembre de 1810, meses antes de la firma del acta de Independencia ocurrida el 5 de julio, en el cual Miranda también rubricó.

Caída la Primera República, una serie de intrigas producen la entrega del Precursor a las fuerzas españolas, que inmediatamente lo recluyen en varias cárceles, hasta que llegó a la Carraca.

El 14 de julio de 1816 dio su último suspiro, como paso inexorable a la inmortalidad.

Artista de oro

Francisco Arturo Michelena Castillo nació en el estado Carabobo, el 16 de junio de 1863. Desde niño demostró notables dotes para el dibujo y la pintura, de hecho, a los 12 años hizo las ilustraciones del libro "Costumbres venezolanas".

Estudió en Francia, donde recibió la medalla en Segunda Clase y el reconocimiento Hors Concours, la más alta distinción que se entregaba en el Salón de Artistas franceses a un extranjero.

>> Inauguran exposición de Arturo Michelena en Caracas

Recibió otros premios en vida, sin embargo, su mayor abolengo vino después de muerto, cuando fue considerado junto a Cristóbal Rojas, Antonio Herrera y Martín Tovar y Tovar como uno de los grandes pintores venezolanos del siglo XX.

Falleció en Caracas el 29 de julio de 1898, a la edad de 35 años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.