• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Hay al menos 11 mezquitas clausuradas en Francia, una medida que ha sido criticada.

Hay al menos 11 mezquitas clausuradas en Francia, una medida que ha sido criticada. | Foto: EFE

Publicado 13 noviembre 2017

Aunque ya no hay estado de emergencia, organizaciones en favor de los DD.HH. fustigan a Macron por las acciones que permite su ley antiterrorista.

Unas 130 personas fallecieron el 13 de noviembre de 2015 por los atentados en París y Saint Denis, importantes localidades de Francia, donde ya no hay estado de emergencia pero se vive bajo el rigor de la “ley para reforzar la seguridad interior y la lucha contra el terrorismo”.

Dicho mecanismo legal es la apuesta fuerte del presidente francés Emmanuel Macron para hacerle frente al combate contra los terroristas. Precisamente el jefe de Estado encabezó este lunes una ceremonia en honor a las víctimas.

>> Gobierno francés homenajea a víctimas del atentado de París

Francia recuerda, dos años después, a las víctimas del peor atentado de su historia en medio de un cambio en la política de combate contra el terrorismo. El Gobierno ha decidido acabar con el estado de emergencia aunque muchas de las medidas previstas en ese dispositivo excepcional han quedado inscritas en la nueva ley antiterrorista.

Criticada por algunas organizaciones de Derechos Humanos (DD.HH.), dado la continuidad de acciones consideradas excepcionales, la ley permite a los prefectos (representantes del Estado en los territorios) establecer perímetros de seguridad en sitios donde se aglomere gran cantidad de personas o en alguna fecha muy demandada, como podrá ser la Navidad.

En cambio, el Ejecutivo que preside Macron asevera que se trata de un “justo equilibrio entre libertad y seguridad”, en una nación que ha sido golpeada en varias ocasiones por ataques de índole terrorista, mayormente realizados por el autoproclamado Estado Islámico (Daesh en árabe).

Islamofobia

Los prefectos también pueden, sin orden judicial alguna, mandar a cerrar lugares de culto que se consideren inciten al odio en la sociedad francesa. Hay al menos 11 mezquitas clausuradas en el país europeo.

>> Francia: a un año del atentado terrorista en Niza

Es una muestra de la islamofobia que se ha generado en la República Francesa tras los recientes atentados de Daesh. Un tema que incluso fue explotado en su momento por la excandidata presidencial Marine Le Pen, quien perdió la contienda con Macron.

La ultraderechista aboga por medidas más draconianas contra los ciudadanos musulmanes y en varias ocasiones los ha señalado como grandes culpables de los problemas de Francia.

A principios de agosto el propietario de una residencia turística en Ciotat, cerca de Marsella, reclamó a una mujer que se bañó en la piscina en burkini, abonar su desinfección, denunció en su momento el Colectivo francés contra la Islamofobia.

El colectivo (CCIF por su sigla en francés) forma parte de las organizaciones que lucha por los derechos de los musulmanes, que cada vez tienen mayores dificultades para desenvolverse normalmente en algunas calles del país europeo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.